Sucesos


Hermanas Pérez, condenadas por tráfico de drogas

La investigación permitió establecer que los capturados expendían sustancias alucinógenas en entornos escolares.

REDACCIÓN SUCESOS

26 de julio de 2020 12:00 AM

En el mes de mayo del 2019 y gracias a labores de investigación realizadas en algunos sectores de Cartagena, relacionadas por el tráfico de estupefacientes, la URA -Unidad Regional Antinarcóticos-, logró capturar a varios miembros de una banda de expendedores de drogas que se hacían llamar los ‘Sodoma’. En esa oportunidad se hicieron 11 diligencias de allanamientos y 11 personas fueron detenidas.

Durante la operación denominada ‘Sodoma’ se aprehendieron a siete hombres y tres mujeres que tenían órdenes de captura por los delitos de concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico y/o porte de estupefacientes agravado.

La investigación permitió establecer que los capturados expendían sustancias alucinógenas en entornos escolares. Entre esos capturados estaban Mayerlin y Darling Pérez Gómez, hermanas implicadas en esos delitos y a quienes las autoridades buscaban desde hacía algún tiempo.

De estas hermanas se conoció que gracias a un preacuerdo suscrito por la Fiscalía, en su estrategia de seguridad ciudadana, las Pérez Gómez fueron condenadas por un juzgado de Cartagena a cinco años y cinco meses de prisión por los delitos de concierto para delinquir agravado y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

Las capturas

Luego de labores de policía encubierta, reconocimiento fotográfico y videos, la Fiscalía logró desarticular la banda delincuencial ‘Sodoma’ a la que pertenecían alias ‘la Flaca’ y ‘la Morena’. Ellas, desde su vivienda en la calle del Crack del barrio Las Lomas, se encargaban de la distribución y venta de dosis de marihuana y cocaína.

La Fiscalía logró establecer que jóvenes de la zona y de lugares aledaños eran inducidos al consumo de alucinógenos para obtener mayores ventas. Ambas fueron cobijadas con el beneficio de prisión domiciliaria, tras solicitarlo por ser madres cabeza de hogar. Deberán pagar una multa de 2.017 salarios mínimos legales vigentes.