Sucesos


Homicidio en Ceballos: las pruebas que tienen preso a un policía

Un Juez Penal Militar aseguró con cárcel a un patrullero por la muerte de César Batista el 14 de marzo en un presunto abuso policial.

EDWIN TORRES PADRÓN

18 de junio de 2021 12:00 AM

La noche del domingo 14 de marzo aún está presente entre los familiares y vecinos de César Batista Ortiz. Un balazo en el pecho lo mató casi en el acto en una trifulca que no era con él y que sintió cuando ya dormía.

Un video grabado desde un celular, testimonios de testigos y reconstrucción de los hechos fueron las pruebas contundentes que le confirmaron a los investigadores que el proyectil que recibió Batista (41 años) salió del arma de un policía activo que a esa hora, 11:30 p. m., hacía patrullajes en el barrio Ceballos.

Tres días después, el miércoles 17, y en las mismas instalaciones de la Policía Metropolitana de Cartagena, en Manga, el Juez de Instrucción Penal Militar 175 ordenó la captura del patrullero Carlos Mario Pérez De la Cruz.

El juez lo cobijó con medida de aseguramiento por los delitos de homicidio, falsedad ideológica en documento público, fraude procesal y fabricación, posesión y tráfico de arma de fuego ilegal y explosivos.

La decisión obligó a Pérez De la Cruz a cumplir la medida en un centro de detención para miembros de la Policía Nacional, razón por la cual lo enviaron a Facatativá, Cundinamarca. Tres meses después, los familiares de Batista Ortiz siguen preocupados porque aún no han tomado una decisión concreta contra el patrullero. Como el próximo 17 de julio se vencen los términos, el principal investigado por la muerte de César podría quedar en libertad.

“Nosotros queremos que se haga justicia, porque todas las pruebas demuestran quien mató a mi hermano y las circunstancias en que se dieron los hechos. No es posible que esta persona vaya a salir en libertad después de todo lo que ha pasado”, dice William Pedroza.

Discusión y tragedia

César Batista Ortiz era padre de dos hijos y trabajaba para una empresa que organiza eventos, en su mayoría bodas y cumpleaños. Hacía parte de la logística (montaje y desmontaje). Vivía en la calle Las Estrellas, de Ceballos.

La trifulca que sintió César mientras dormía se inició luego de una discusión que una sobrina de él sostuvo con su expareja sentimental.

“Todo comenzó cuando una prima de nosotros era agredida por el exmarido. Ellos ya se dejaron, pero ese muchacho vino hasta donde estaba ella y comenzó a pegarle. El alboroto fue grande, porque varios se metieron para que no agredieran a mi prima”, recuerda Yudis Fonseca, hermana de la víctima.

Al saber que su sobrina estaba implicada en la discusión, César se levantó de la cama y se dirigió a una esquina a ver qué pasaba. Llegaba al cruce de dos callejones cuando un balazo lo impactó en el pecho.

Quien disparó fue un policía del cuadrante que se apersonaba del caso. Tal parece que la presencia del patrullero no fue bien recibida por algunas personas que, incluso, alcanzaron a lanzarle algunos objetos. Su respuesta fue accionar su arma de dotación justo cuando Batista se aparecía en esa esquina.

Así va el proceso

Didier Augusto Pizza Gerena, abogado de la familia de la víctima, dice que en una investigación rápida, pero contundente con los videos y la reconstrucción de los hechos, el Juez Penal Militar pudo demostrar que entre el policía y César no hubo contacto anterior al disparo y que este último no estaba armado.

El patrullero Carlos Pérez trató de defenderse en la investigación asegurando que César había accionado un arma. Sin embargo, según Didier Pizza, quedó comprobado que el policía presentó en su indagatoria un arma de fuego que nunca fue incautada, razón por la cual el juez le imputó, además de homicidio, los delitos de falsedad ideológica en documento público, fraude procesal y porte ilegal de arma de fuego.

Con todas las pruebas recaudadas por el Juez Penal Militar, el proceso pasó a manos de la Fiscalía Penal Militar, que tiene hasta el 17 de julio para calificar el sumario; es decir, decidir si llama a juicio al patrullero o determina cesación del procedimiento.

Pizza Gerena es consciente que esa decisión puede demorar, pero no por eso puede concluir el proceso contra el policía así haya vencimiento de términos, porque sigue vinculado a la investigación.

La familia de César Batista, sin embargo, solo quiere una respuesta: ¡Justicia!

  NOTICIAS RECOMENDADAS