Imprudencia, tragedia y un acto heroico

13 de noviembre de 2018 12:04 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Era costumbre de Juan Andrés Avilés Hernández llegar los fines de semana a las playas del barrio Crespo. Conocidos dicen que trotaba en la arena durante varios minutos, y que luego de la jornada de ejercicio se iba a casa de un amigo que reside en ese sector de la zona norte.

Luego, regresaba a su casa en el barrio Flor del Campo, al otro extremo de la ciudad. Sin embargo, ayer cometió una imprudencia que le costó la vida, y que puso en peligro la de un turista. Este último tuvo la suerte de ser rescatado por un auxiliar de la Policía Metropolitana de Cartagena en un acto heroico.

El hecho sucedió a las 7:45 de la mañana, en las playas que están junto a la calle que lleva al CAI del sector. Hizo su acostumbrada jornada de ejercicios, pero cometió una imprudencia lamentable.

Entró al mar a bañarse. Esa zona, como lo confirmó el Distrito y como ha sido anunciado en reiteradas ocasiones por este medio, es una de las áreas prohibidas para bañistas por las fuertes corrientes. También hay señalización en la que se indica que la zona está prohibida para tomar baños de mar.
Juan Andrés, de 24 años y quien era lanchero, no tuvo en cuenta esas advertencias y empezó a bañarse en la zona, junto al parque lineal. Su alegría duró poco, pues se cree que fue arrastrado por una corriente y empezó a ahogarse y pedir ayuda.

En la arena estaba el turista Juan Felipe Villegas, sentado junto a su pareja. El funcionario de la Secretaría del Medio Ambiente de Medellín, de 42 años, escuchó los gritos de auxilio de Juan Andrés y fue en su ayuda de inmediato.

“Yo estaba con mi pareja cuando escuchamos los gritos. El joven estaba nadando a una distancia muy alejada de la arena. Corrí y me metí al agua y empecé a nadar. Cuando estaba en una distancia como de una cuadra él se hundió. En ese momento a mí me atrapó un remolino y me estaba hundiendo también. Fue una situación muy difícil, porque empecé a tragar agua también y me estaba ahogando”, contó el turista de 42 años.

Por fortuna, en ese momento el patrullero de la Policía Metropolitana, Cleison Caraballo Meléndez, adscrito al Cuadrante 3-2, en las playas de Crespo, hacía labores de patrullaje.

Cuando iba por el parque lineal escuchó gritos. “Llegando a las instalaciones del parque veo a dos personas en la playa pidiendo auxilio. Corrí con mi compañero y luego me quité el uniforme. Ingresé al agua a rescatar a uno de ellos, pues al otro no me dio tiempo de sacarlo. Como pude nadé contra la corriente. Me fui con una cuerda y luego le lancé una boya al señor -al turista-. Él se aferró y yo le decía que tuviera calma, que descansara mientras estaba agarrado a la boya, mientras yo iba por la otra persona que se estaba ahogando”, contó el patrullero Caraballo.

El policía intentó llegar a donde estaba Juan Andrés, pero se perdió en el agua. Por ello regresó a ayudar al turista, a quien llevó hasta la orilla con la ayuda de la boya y la cuerda.

El turista salió ileso gracias a la acción heroica del patrullero. Miembros del cuerpo de salvavidas de Cartagena, del Cuerpo de Bomberos y Guardacostas de la Armada Nacional llegaron al lugar a buscar al desaparecido. Una hora y media después el cuerpo fue rescatado por salvavidas y guardacostas, siendo llevado a la orilla, donde miembros de la Sijín de la Policía Metropolitana realizaron la inspección técnica.
Manuel Angulo, miembro del cuerpo de salvavidas, destacó la acción del patrullero que rescató al turista.

“Dos patrulleros fueron buscándome porque se ahogaban unas personas y yo acudí al llamado. Al llegar encontré al patrullero haciendo un acto de heroísmo. Es admirable lo que hizo, porque no lo hace cualquiera. Lastimosamente se ahogó un joven, pero se salvó una vida. Sin la acción del patrullero hubiesen sido dos los ahogados”.

El comandante de Bomberos, Joel Barrios, recordó a toda la ciudadanía lo vital de acatar las recomendaciones como: No ingresar al mar en estado de embriaguez ni después de haber ingerido alimentos recientemente. No sobrepasar la línea demarcada con boyas; no bañarse cerca de los espolones y respetar el horario para ingresar al mar, que es de 7 a. m. a 6 p. m; también acatar las recomendaciones de salvavidas, policías y miembros del Cuerpo de Bomberos.

Las playas prohibidas

Enver Díaz, director de Distriseguridad, informó que los 70 salvavidas de Cartagena custodian las playas habilitadas para bañistas que comprenden en total 22 kilómetros. La competencia para la custodia y prevención en las playas prohibidas es de la Secretaría del Interior y de la Policía. Los sectores de playas prohibidas están en: playas de Los Pescadores, playas de Crespo, monumento a Los Océanos, playas frente a Café del Mar, playa frente a Los Alcatraces, playas frente al Colegio Los Salesianos, La Bocana, Mar Linda y las playas que están frente al semáforo de Marbella.

Las playas de Crespo quedaron restringidas por el proyecto del Anillo Vial, mediante el decreto 1228 del primero de octubre del 2014. La orden de cierre temporal se realizó atendiendo las recomendaciones que, en ese entonces, entregó la Dimar respecto al riesgo eventual que representaría su uso para bañistas y obreros, teniendo en cuenta que en la zona se desarrollaba la construcción del túnel de Crespo, uno de los componentes del proyecto Anillo Vial de Crespo.

Distriseguridad informó que la autoridad marítima dijo en su momento que el riesgo en el mar de la zona radicaba en que “sus corrientes poseen una alta velocidad y están dirigidas hacia mar afuera, lo que implica un potencial peligro para el uso de playas en la etapa de su conformación por las obras en ejecución”. El director de Distriseguridad también hizo un llamado a bañistas para que acaten las recomendaciones.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS