Sucesos


Intolerancia en Cartagena: un muerto, dos heridos y una casa quemada en 2 riñas

En el corregimiento de Bayunca mataron a un joven porque le pegó a otro una cachetada en medio de una discusión; y en Olaya Herrera, una mirada obscena dejó dos lesionados con arma de fuego.

EDWIN TORRES PADRÓN

04 de marzo de 2021 12:00 AM

Una cachetada y una mirada obscena. Por esos dos motivos hay luto en Bayunca; y dos heridos, un capturado y una casa en cenizas en la invasión La Bendición de Dios, en el sector Las Américas, de Olaya Herrera.

La intolerancia sigue cobrando víctimas en Cartagena y ya son 19 muertes por violencia interpersonal en lo que va del año, 11 de ellas en enero, 7 en febrero y 2 en marzo.

En enero, los lesionados en riñas fueron 50 en la capital de Bolívar, 22 de ellas mujeres y 28 hombres.

Solo en los dos primeros meses del 2021, la Policía Metropolitana ha aplicado 167 mediaciones que han sido impuestas por cuadrantes en diferentes barrios de la ciudad y 8 en salas en estaciones y subestaciones.

Bayunca

A Deilen Eduardo Torreglosa Ortega lo mataron el lunes en la noche mientras departía con amigos en una cancha sintética del corregimiento.

Tal parece que una discusión entre los jóvenes llevó a que Torreglosa Ortega agrediera a uno de sus compañeros con una cacheteada. Este habría defendido y atacó a Deilen con un cuchillo tórax, afectándole varios órganos vitales.

La Policía dijo en su reporte e pronunció que el joven fallecido “constantemente realizaba confrontaciones que terminaban en riñas con otros jóvenes del sector”. También señalaron que Deilen era consumidor de sustancias alucinógenas, por lo que es probable que estuviera bajo sus efectos cuando ocurrió el hecho.

El presunto homicida es conocido con el alias de ‘Potete’ y está huyendo.

La Bendición de Dios

La Policía Metropolitana reportó ayer la captura de Edwin Jesús Arias Sánchez, quien es señalado de herir con arma de fuego a Jaime Velludo Julio y Mario Rafael Julio Gómez porque uno de ellos miró de manera obscena a su mujer, según su relato.

Todo comenzó el domingo en la noche cuando Arias Sánchez caminaba por las calles de la invasión junto a su pareja sentimental. Mientras pasaba por un lugar donde habían unos jóvenes trabajando, Edwin supuestamente notó que miraron de manera incómoda a su pareja.

“A él no le gustó que vieran a su mujer, pero en realidad la estaban viendo normal. Entonces se acercó y preguntó que si era que estaba buena, por lo que mi sobrino le contestó que sí”, contó el padre Mario Rafael.

El lunes, a las 9 a. m., Edwin fue a la casa de los familiares del joven con el que habló el día anterior para reclamar por su comentario. “Dijo que eso no lo podía permitir y que por acá nadie lo conocía. Él es venezolano, pero tenía poco tiempo viviendo aquí. Luego nos enteramos que tiene un amplio prontuario delictivo”, agregó el padre de Mario.

Tras el reclamo, el hombre se fue a su casa y luego uno de los jóvenes involucrados llegó a la casa de Edwin a pedir que no estuviera lanzando palabras obscenas y ofendiendo a su familia.

“En ese momento el hombre sacó un arma y comenzó a disparar. Le dio a mi hijo y a un sobrino -Jaime-. Esos pelaos eran inocentes y casi los mata”, añadió.

En vista del ataque a bala, una turba fue a la casa de Arias Sánchez y la quemaron. “Trataron de tomar venganza de esa manera porque pensaban que los muchachos estaban muertos. La Policía capturó ese mismo día a Edwin Arias y lo puso a disposición de la Fiscalía por los delitos de lesiones personales y tráfico, fabricación y porte ilegal de armas de fuego, partes o municiones. Está a la espera de la decisión que tome un juez de Garantías.

Policía
“La Policía Metropolitana de Cartagena invita a la comunidad a evitar las confrontaciones y riñas para la resolución de conflicto y acudir a los procesos de Mediación Policial en las Casas de Justicia, Estaciones y Subestaciones de Policía, donde un asesor en convivencia escuchará sus quejas o diferencias para lograr llegar a acuerdos, previniendo y evitando hechos de violencia o afectación a la vida”.