Sucesos


Intolerancia, riñas y tres muertos en menos de 12 horas en Cartagena

En Henequén, una mujer habría asesinado a su exmarido en medio de una discusión; en San Pedro Mártir, un hombre mató a otro a cuchillo; y en El Pozón, un joven murió a manos de la Policía.

EDWIN TORRES PADRÓN

22 de marzo de 2021 12:00 AM

La intolerancia y las riñas siguen cobrando víctimas mortales en Cartagena. Benjamín Eduardo Correa Díaz, de 40 años; y Rafael Guillermo Avellano, de 32, fueron asesinados entre la noche del sábado y la madrugada de ayer en los barrios Henequén y San Pedro Mártir. A una de las víctimas, Benjamín, la habría acuchillado su exmujer.

Con ellos, son siete los muertos por violencia interpersonal en marzo y 22 en lo que va del 2021. El año pasado fueron 82 las riñas fatales en la capital de Bolívar.

A esos dos homicidios se suma un hecho confuso que ocurrió ayer a las 2:30 de la madrugada en El Pozón, sector Los Cocos.

Allí fue abatido William Enrique Guerrero Caraballo, de 28 años, luego que, al parecer, atacara con machete a varios uniformados de la Policía. Los familiares tienen otra versión.

Con esos tres casos son 15 los homicidios en Cartagena y sus corregimientos en 21 días de marzo y 53 en lo que va del 2021.

Mató al exmarido

Benjamín Correa y Heidy Arias Frías ya no convivían. Ella había decidido dejarlo hace tres meses por las constantes agresiones físicas y verbales que recibía.

El sábado en la noche, ella fue a la casa de él, en el sector Villa Carmen (Henequén), y como sucedía en las últimos encuentros que tenían, volvieron a discutir. Esta vez, le contó un testigo a la Policía, Heidy estaba prevenida.

Tal parece, confirmaron los vecinos de ella, que Benjamín intentó agredir a su excompañera, pero ella sacó una navaja y esta vez se defendió. Le causó dos heridas en el tórax que fueron mortales, pese al esfuerzo de sus parientes que lo llevaron rápidamente a un centro de salud en Blas de Lezo.

La Policía Metropolitana confirmó que la presunta agresora fue capturada en el sitio de los hechos y puesta a disposición de la Fiscalía.

Riña y muerte

A las 2:30 de la madrugada de ayer hubo pelea, machete, disparo y muerte en El Pozón. Unos minutos antes, una patrulla motorizada de la Policía llegó al sector Los Cocos para controlar el orden público, alterado por una riña callejera con alcohol de por medio.

La llegada de los uniformados no fue bien recibida cuando intentaron llevarse capturado a uno de los sujetos que presuntamente participaba en la gresca y que, al parecer, quiso resistirse a una requisa. Fue en esos momentos, según testigos, que apareció el peluquero William Enrique Guerrero Caraballo, quien habría atacado con un machete a uno de los policías para evitar que aprehendieran a su primo.

Al sentirse amenazado, el patrullero utilizó su arma de dotación y baleó en el abdomen a Guerrero. En la misma moto de la Policía lo trasladaron al CAP de El Pozón, pero sus familiares decidieron sacarlo de allí a la fuerza y lo llevaron a la Clínica Madre Bernarda, tal vez para asegurarse de que tuviera mejor atención, pero minutos después falleció.

Familiares de William negaron que él estuviese involucrado en una riña e informaron que llegaba de una fiesta con su primo cuando les pidieron de manera violenta una requisa.

A cuchilladas

La muerte de Rafael Geller Avellano Arteaga ocurrió en medio de una discusión que sostuvo con un extranjero en el barrio San Pedro Mártir, sector Los Olivos.

Los motivos que originaron la riña se desconocen por parte de los parientes de la víctima y solo está claro, según la Policía, que la víctima fue agredida con un cuchillo en el abdomen y el antebrazo derecho; y que el presunto victimario está plenamente identificado, por lo que es posible su captura.

Cifras
Cartagena es una de las cinco ciudades con más homicidios por intolerancia. Las otras son Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla. El año pasado hubo en esta capital 82 homicidios por violencia interpersonal. Octubre, con 11 casos, fue el mes con más homicidios por esa causa. Cinco de los asesinatos que han ocurrido en riñas este año han sido por violencia intrafamiliar, en dos de los cuales las víctimas fueron asesinadas por sus hermanos (Pasacaballos y Villa Estrella).