Investigan crimen de cartagenera en Sucre

07 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Del caserío Pita Capacho a Palo Alto, corregimiento de San Onofre, salió a lomo de mula y con costales de yuca, Beatriz Geney Durán, una cartagenera de 56 años residenciada en esa zona del departamento de Sucre.

A su destino no llegó. En la mañana del jueves, su hijastro encontró el cadáver de la mujer con heridas de machete.

Aunque nadie se explica qué sucedió, los familiares de Geney dieron una versión a la Policía, que podría resolver el caso.

“Una de las hijastras de Beatriz contó que el lunes, la víctima enfrentó a un vecino, porque, supuestamente, este le había robado una hamaca y un celular”, manifestó una fuente judicial.

Lo iba a denunciar

“Ella, el lunes estuvo donde su vecino Ender, reclamándole el robo de un celular y una hamaca. El año pasado, en agosto, se le robaron el celular de la casa. La semana que pasó se le llevaron una hamaca, también de la casa. Personas del sector, quienes vieron quién le robó, se lo contaron. Le dijeron que el mismo que se le había robado el celular, tenía la hamaca. Entonces, ella fue el lunes en la noche donde el vecino y le encontró el celular, se lo arrebató y se dio cuenta que era el suyo, solo le había cambiado la carcaza. Pero tenía el mismo número. Le dijo que al día siguiente iba a ir a San Onofre a denunciarlo por robo”, detalló la familiar de Beatriz.

Al día siguiente Beatriz fue rumbo a Palo Alto, a donde, además de llevarle el mercado a su suegra, felicitaría a su cuñada, quien estaba cumpliendo años. El día y la noche pasaron y Beatriz no regresó a Pita Capacho, donde vivía con su esposo Dionisio Ortega. Pero este no se preocupó, pues pensó que se había quedado por lo del cumpleaños.

Dionisio, aprovechando que uno de sus hijos salió a comprar gasolina a Palo Alto, le dijo que llegara hasta donde su mamá a preguntar por Beatriz. Cuando el hijo llegó se llevó la sorpresa de que la mujer nunca llegó donde su suegra.

La buscaron

Al saber que Beatriz no aparecía, su marido y sus hijos iniciaron la búsqueda. Pero solo hasta la mañana del jueves uno de los hijastros de la mujer halló su cuerpo, el cual estaba a unos 30 metros del camino, dentro de una zona enmontada. A un costado, a unos 40 metros, estaba el mulo. Según la Policía, Beatriz corrió tratando de huir de su victimario, quien finalmente la alcanzó y le propinó dos machetazos en la cabeza, uno en la muñeca izquierda y otro en el índice derecho. En el lugar también hallaron un bolsito color negro con medicamentos, un celular nuevo (gama baja), un porta comidas y dos costales de yuca.

“Antes de que Beatriz saliera, vieron pasar a Ender. El martes lo vieron donde la abuela en Palo Alto y desde ese día no ha regresado a Pita Capacho, se perdió” contó la familiar de Beatriz.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS