Investigan presunto secuestro de piloto de yate

10 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El CTI de la Fiscalía y el Gaula aún manejan el caso como desaparición. Para sus familiares, lo que ocurrió con William Enrique Berdugo Gutiérrez es un secuestro. El piloto de yate fue obligado a subir a una camioneta cuatro puertas, de color verde y vidrios polarizados, por cuatro hombres armados que lo interceptaron antes de llegar a su trabajo, el miércoles a las 6:30 de la mañana. Su hermano, Fabián Berdugo, asegura que William caminaba por el sector de Manzanillo, en El Bosque, cuando lo abordaron los desconocidos. Berdugo Gutiérrez, de 32 años y oriundo de esta ciudad, reside con su mamá en El Zapatero. En su casa temen lo peor. “Él salió acompañado de su mamá y su pequeño hijo que iba para el colegio. En la esquina se despidió de ellos y siguió caminando hacia la Marina donde se iba a encontrar con su patrón. Nos dice la gente que le faltaba poco para llegar cuando se le cruzó la camioneta y lo montaron cuatro tipos a la fuerza. “Es la primera vez que le pasa algo así, pero nos enteramos por sus compañeros que lo habían amenazado. Él nunca nos había dicho nada de eso, por eso estamos preocupados”, comenta Fabián. Berdugo Gutiérrez trabaja desde hace dos años para dos dueños de dos yates en una Marina que está en El Bosque. Antes de la Semana Santa laboró para uno de ellos realizándole mantenimiento a la embarcación. Aunque era su piloto, su patrón decidió viajar con su familia en plan de vacaciones y prefirió no llevarlo a él. El lunes, su otro patrón lo contactó para que le limpiara el yate que había acabado de llegar a la Marina en El Bosque. El miércoles salió temprano a cumplir esa labor cuando lo raptaron. “Yo he trabajado con él y nunca me había dicho que lo amenazaron. Incluso, mi papá le preguntó una vez si había tenido problemas por su labor, por ser delicada, y él nos dijo que ‘estaba sano’. Sus compañeros ahora es que nos dicen que estaba amenazado, pero no sabemos por quién”, comenta Fabián. La familia de William Berdugo se trasladó ayer al mediodía en masa a las playas de La Boquilla al escuchar el rumor de que el cadáver de un hombre había sido encontrado en ese corregimiento. La información resultó falsa, pero el traslado sirvió para alertar a la Policía en ese corregimiento sobre la desaparición del piloto.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS