Investigan tres hipótesis por doble crimen en Turbaco

02 de abril de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En la entrada a la finca La Babilonia, en la vía que de Turbaco conduce al corregimiento de Cañaveral, en el sector conocido como La Puente, lloraba de manera desconsolada, ayer en la mañana, Ada Gómez García.

En medio del dolor y la angustia, la mujer cuenta que no entiende lo que pasó la noche anterior, ni tampoco sabe por qué las personas que entraron a la finca que ella y su familia llevaban cuidando hace 10 años acribillaron a Néstor Rodríguez Babilonia -compañero sentimental- y a su hija Dalis del Carmen Pájaro Gómez.

“Lo extraño es que no se llevaron nada de lo que tenemos aquí”, explicó en medio del llanto, a eso de las 8:30 a. m.

Lo hechos

Ada Gómez es testigo del doble crimen y dice que fueron momentos angustiantes. “Estábamos viendo televisión todos sentados cuando de un momento a otro llegaron varios tipos vestidos de negro y encapuchados.

“Nos dijeron que nos quedáramos quietos. Uno de ellos hablaba como paisa. De repente comenzaron a disparar, yo lo que hice fue correr con una hija y uno de mis nietos. No dijeron más nada”, manifiesta la mujer. Eran cerca de las 8 de la noche.

Asegura que al rato salió a ver qué había pasado con su familiares y encontró una escena muy triste: mucha sangre en el interior de la casa y en las afueras. Como a 50 metros, fuera de la casa, estaba el cuerpo de su compañero Néstor Rodríguez Babilonia, de 60 años y natural de Turbaco; y en el interior estaba su hija Dalis del Carmen Pájaro Gómez, de 40 años y natural de Turbana.

De Rodríguez Babilonia se asegura que pese a los balazos que recibió salió corriendo, pero fue alcanzado por uno de los sujetos, quien lo habría rematado en el suelo. De esta persona se supo que por muchos años vendió cerdo en la carretera Troncal de Occidente, antiguo sector conocido como Piladora.

En medio del susto y queriendo tratar de huir de los antisociales resultó herido un yerno de la señora Ada, identificado como Bayron de Jesús Palmera Zárate, de 40 años; y un hijo de este de nombre Elías Palmera Pájaro, de 19 años.

Del esposo de Dalis del Carmen, Edwin Rafael Madera Espinosa, y quien también se encontraba en el lugar, se desconocía de su paradero hasta el cierre de esta edición y en que condición se encuentre.

Julio Rodríguez, uno de los hijos de Néstor, informó que también ignora la razón por la que habrían hecho eso con la familia. “No sé ni entiendo qué pasó. Mi papá no tenía amenazas, ni tenía problemas con nadie. A nosotros nunca nos comentó nada. Si de pronto llegó a tener problemas con alguien nunca lo supimos. Por eso pedimos que se investigue”, indicó Julio.

Se dice, en principio, que fueron tres sujetos los que irrumpieron en la finca y que un vehículo los esperaba en las afueras del predio. Otra versión señala que habrían huido a pie hacia Cañaveral.

Por la cuarentena

La señora Ada Gómez García sostuvo que las víctimas, quienes residían en el barrio Bicentenario, de Cartagena, la llamaron para informarles que se iban a pasar el periodo de cuarentena en la finca de Turbaco, pues en la ciudad se encontraban un poco aburridos.

“Ellos llegaron el sábado y vinieron a pasar el resto de la cuarentena aquí, pues sentían que acá en la finca iban a estar mejor que en la ciudad e iban a estar más alejados del peligro de esa enfermedad que anda por ahí”, anota Ada.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS