Joven de 17 años se ahogó cuando se bañaba en una poza

06 de junio de 2017 09:20 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

José Alfredo Liñán Julio era amante de los animales, por eso en su natal Villanueva tenía varios de ellos sueltos y los domingos se dedicaba a cuidarlos. Y el domingo no fue la excepción. Se levantó temprano, subió a uno de sus caballos y se fue a la vía que comunica a Villanueva con Algarrobo.

En el camino se encontró con dos amigos, quienes estaban motilando a sus caballos y él decidió quedarse con ellos.

Horas después lo encontraron dentro de la poza que está en una de las fincas del sector. Ya estaba muerto.

Le picaba el pelo de caballo

José salió de su casa a las 9:30 de la mañana y media hora después se encontró con sus amigos. Se quedó con ellos hablando y ayudándolos a cortarle el pelo a los caballos, cuando comenzó a fastidiarse por tener tanto pelo encima.

“Los amigos me dijeron que él los ayudó a cortar el pelo a unos caballos, pero aún faltaban otros. Entonces él les dijo que para irse a bañar, pero ellos le dijeron que todavía no podían, que esperara a que terminaran y después iban a bañarse. Pero él no espero”, dijo con dolor Mayerlis Julio, madre de la víctima.

Todo indica que José salió del lugar donde estaba con sus amigos y en el camino se encontró con la poza de una de las fincas y, al parecer, decidió entrar en ella para quitarse el pelo que le estaba picando.

“Siempre venía a casa”
Sus familiares no se explican por qué José se fue para esa poza pues, según dicen, él siempre regresaba a su casa a bañarse.

“No sabemos si fue que se resbaló y cayó o si no pensó que eso iba a estar tan hondo. No lo sé. Tampoco entiendo por qué se quedó por allá, si él siempre venía a bañarse acá a la casa, pues esos pelos pican mucho”, expresó entre lágrimas la madre.

Según lo que cuenta esta mujer, los amigos de su hijo al ver que no regresaba, decidieron irlo a buscar y vieron cuando estaba dentro de la poza pidiendo auxilio. Dicen, que intentaron socorrerlo, pero les quedaba muy complicado, por eso se fueron en busca de ayuda.

“Cuando llegamos, entre todos lo sacaron y lo llevaron al puesto de salud, pero ya estaba muerto”, finalizó.

Amaba los animales

Desde niño, José Liñán demostró que los animales eran lo de él. Por eso, con el tiempo y la ayuda de su familia comenzó a tener los suyos. Liñán era el segundo de tres hermanos, residía en el barrio El Caño y estaba en décimo grado. su sueño era estudiar ingeniería civil. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS