Sucesos


“La corriente se lo llevó”: Familia de exmilitar que se ahogó en La Bocana

Ernesto Franco López, de 57 años, falleció mientras pescaba con tres miembros de su familia cerca de Crespo.

Eran las 12:50 p.m. del jueves cuando Ernesto Franco López se sumergió por accidente en el mar, en el sector de La Bocana, cerca del barrio Crespo, mientras pescaba en compañía de un sobrino, un primo y su consuegro.

Los hechos llamaron la atención de todos los que se encontraban en el lugar y de los Guardacostas, de la Armada, que procedió a realizar la complicada búsqueda, ya que la zona está dragada y a Ernesto no lo encontraron rápidamente. Lea aquí: Magangué: “Mi mamá quería que él no le pegara y por eso se lanzó al río”

Horas más tarde, casi a las 6 p.m., pudieron rescatar el cuerpo del hombre, de 57 años. El agua se lo llevó para siempre. El ‘Purrungo’, como le decían cariñosamente las personas que lo rodeaban, era un militar pensionado, evangélico y su pasatiempo era la pesca. Durante muchos años trabajó en una empresa de seguridad privada del país.

El Universal habló directamente con las personas que acompañaron a Ernesto a pescar, los cuales dieron su versión de los hechos.

“Nosotros estábamos normal pescando y de repente él se hundió hasta el cuello y dice: suelten el trasmallo y salgan, como salvándonos para que no nos hundiéramos también. Lo intentamos ayudar y rescatar, pero se hundió completamente y después no lo encontramos sino hasta las 6 p.m.”, afirman quienes estuvieron con él en ese momento. Le puede interesar: Top 5 de los barrios cero homicidios y cero hurtos este año en Cartagena

El hombre residía en el barrio San Fernando, específicamente en la Calle Berlín, y su familia, que estaba reunida en la vivienda esperando pronto darle cristiana sepultura, nos contaron que el ‘Purrungo’ era un hombre maravilloso. “Él era lo mejor, era buen padre, buen hijo, todo el mundo lo quería, tanto sus amigos como sus familiares, era juguetón, muy respetado y admirado”.

57
Tenía el hombre que murió mientras pescaba con tres miembros de su familia en La Bocana, cerca de Crespo.

Era el cuarto de seis hermanos y, explican sus parientes, fue paciente renal por 22 años. Le realizaron diálisis por ese mismo tiempo. Su familia comenta triste que no murió por lo que tenía, sino por un accidente inesperado. Su pasatiempo lo llevó a la otra vida.

La fatídica pesca de Ernesto, después de seis meses sin practicar esta actividad, deja en luto a su viuda, hija, nietos, hermanos, sobrinos y demás personas importantes en su vida que lloran su muerte.

  NOTICIAS RECOMENDADAS