Sucesos


La historia de Asyuly Mengual, un crimen que se pudo evitar

Familiares y amigos de la mujer asesinada presuntamente por su expareja en Manzanillo del Mar dicen que el sujeto está en la Cárcel de Ternera a la espera del juicio y revelan nuevos detalles escabrosos de él.

NATALIA ROBLEDO RODRÍGUEZ

24 de noviembre de 2019 12:00 AM

Mientras Elías Damián Venecia Casas espera en la Cárcel de Ternera el inicio del juicio oral por la muerte de su expareja Asyuly María Mengual Mengual en Manzanillo del Mar, el pasado viernes 15 de noviembre, la familia de ella y los pobladores de ese corregimiento revelan nuevos detalles de todo lo que rodea una tragedia que se pudo evitar.

Según los comentarios e informaciones entregadas de manera oficial por las autoridades, el presunto homicida de la venezolana, de 34 años, tendría dos anotaciones judiciales por homicidio y una más por violencia intrafamiliar. Amigos de Asyuly dicen que una de sus primeras víctimas habría sido otra compañera sentimental de él, hecho por el cual pagó menos tiempo del que supuestamente fue condenado.

“Cuando llegamos a Manzanillo del Mar tratando de entender lo qué había pasado, los habitantes del sector nos dijeron que ese hombre era peligroso, lo cual no dudábamos, pues en junio pasado él atentó contra la vida de la hermana de Asyuly -Josefa Mengual- y una sobrina en el municipio de Uribia, La Guajira”, cuenta una allegada a la familia de la difunta.

Traslado y drama

Para la familia de Asyuly no ha sido fácil lo que ha seguido después de su muerte. Sin recursos para trasladar su cuerpo a La Guajira, familiares y allegados tuvieron que pedir ayuda a la comunidad del sector Guallepeito, en Manzanillo del Mar, para comprar el cajón en el que sus hijos la verían por primera y última vez, luego de cuatro meses separados -ellos en Venezuela- y contactándose únicamente por celular.

“Los niños no están comiendo, a la fuerza hay que darles la comida. Están destrozados por lo de su madre”, expresó un pariente.

El cuerpo de Asyuly llegó el martes -19 de noviembre- a las 6 de la mañana a Uribia, en donde la esperaban sus primos, tíos, hermanos e hijos para darle el último adiós.

El otro drama fue la explicación que debieron darle a los hijos de Asyuly. Su padre fue quien les dijo el porqué no volverían a verla.

“El señor esperó a que estuviera sola por una calle y aprovechó para matarla”, eso cuenta un allegado a la familia de la fallecida que le dijeron a los menores. Entre lagrimas, los niños escucharon la historia de su madre, de cómo conoció a su presunto asesino y por todo lo que tuvo que pasar.

“Asyuly lo conoció hace dos años y medio, y cuando empezaron a salir todo iba muy bien, él la trataba bien, pero con el tiempo ella ya no quería estar más con Damián porque él se volvió posesivo y la amenazaba constantemente para que se quedara a su lado.

“Luego de la primera vez que lo dejó, casi mata a Josefa y a una sobrina, por miedo fue que regresó con él. Dos semanas antes de que la matara, ahí en Manzanillo del Mar, él llegó borracho a la casa y la golpeó. Unos amigos que vivían con ellos se dieron cuenta y llamaron a la Policía. Tras la agresión, Asyuly terminó una vez más su relación con él y lo denunció, pero eso no lo detuvo”, cuenta una amiga de la difunta.

Asyuly María deja dos hijos, de 14 y 6 años, quienes tienen que regresar a Venezuela porque están bajo el cuidado de sus abuelos paternos allá. Al parecer, la víctima estaba buscando trabajo en Manzanillo del Mar.

Denunciado

Esta semana, Josefa salió de su casa en Uribia para poner la denuncia contra Damián, no solo por el homicidio de su hermana, sino también por la vez que le disparó en una pierna a ella y a una sobrina para que Asyuly regresara con él, lo cual sucedió.

Josefa fue a averiguar por el caso de su hermana y la Policía le habría informado que el asesino de su hermana está en la Cárcel de Ternera bajo medida de aseguramiento. Sin embargo, ella y su familia tienen miedo, pues Damián los habría amenazado.

Atemorizada, la familia de Asyuly hace un llamado a las autoridades para que el presunto asesino pague por el crimen. “Ese señor hizo lo que hizo porque quiso. Lo tenía planeado; qué cumpla lo que tiene que pagar. Me imagino que las autoridades ya se han dado cuenta de lo peligroso que es ese hombre”, dice Josefa.

¿Planeado?

El viernes 15 de noviembre, a eso de las 4 p. m., Asyuly se reunió con Damián en un establecimiento del sector Guallepeito, en donde, según curiosos, empezaron a discutir. Ella se fue y él la siguió. Enfadado y enfermo de celos, Damián presuntamente agarró a Asyuly por el pelo, la tiró al piso y comenzó a pegarle fuertemente, pero no quedó satisfecho y por eso habría sacado un arma blanca con la que supuestamente la acuchilló dos veces en la espalda, dos más en el abdomen y otra en el tórax.

Al ver que ya no respiraba, salió corriendo con el arma homicida en las manos, pero los residentes del lugar no tenían la más mínima intención de dejarlo ir, por lo que este no tuvo más opción que correr en dirección contraria de donde estaba la gente. Pasando por un CAI de la Policía lo aprehendieron.