La historia del pastor señalado de abusar de una niña

24 de febrero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Su sonrisa se había apagado y la gran tristeza la embargaba. La alegría de sus doce años parecía haberse esfumado y sus parientes no entendían por qué. La preocupación fue mayor, cuando notaron que la pequeña se apartaba y de repente empezaba a llorar. Peor era la situación cuando el llanto duraba uno, dos y hasta tres días.

¿Qué puede estar agobiando a un niña de tal manera?, fue la pregunta que se hicieron sus parientes. Hasta que una noche, en medio de los interrogantes que le hacían, la niña develó la situación que la carcomía por dentro.

En medio de lágrimas, contó que un pastor de una iglesia cristiana allegado a su familia habría cometido abusos sexuales contra ella en varias ocasiones, a mediados del año 2014, para cuando la niña tenía 12 años. La denuncia fue instaurada de inmediato contra Yoiber Miranda Hernández, pero la acción penal contra esta persona, presunto responsable del hecho, no sería fácil.

Triste historia

Se conoció que en la denuncia la víctima indicó que, debido a la confianza que sus parientes tenían con el pastor, estos la habrían dejado en casa de este por algunos días.

Una noche, mientras la niña dormía, le habría hecho tocamientos. Días después, le habría dicho a la menor que su familia tenía un embrujo de tristeza y que la única forma de expulsarlo era dejándose acceder sexualmente.

Presuntamente, el hombre habría logrado acceder sexualmente a la menor mediante engaños. “Su investidura, la ascendencia sobre la comunidad y la confianza con la familia habrían sido usadas de manera estratégica por el implicado a la hora de convencer a la joven para que accediera a sus pretensiones sexuales. Argumentos que el implicado habría reforzado con un supuesto embrujo que recaía sobre su familia y el cual, de no ser sanado, pondría en riesgo a sus padres”, indicó respecto a esto la Fiscalía Seccional Bolívar.

La denuncia de la familia de la niña se hizo ante esta institución y la investigación fue asumida por un fiscal de la unidad Caivas (Centro de Atención Integral a Víctimas de Abuso Sexual).

La niña fue examinada por peritos de Medicina Legal, que determinaron que tenía signos de abuso sexual. Además, fue sometida a una entrevista con psicólogos especializados de la Fiscalía. Un familiar también rindió entrevista.

Unos meses después, con todos los elementos materiales probatorios recolectados en el proceso investigativo, el fiscal del caso logró obtener una orden de captura ante un juez de Garantías contra Yoiber Miranda, por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado y actos sexuales con menor de 14 años agravado.

En el proceso, además del apoyo de especialistas de la Fiscalía, la niña y su familia recibieron apoyo jurídico y psicosocial por parte de miembros de la fundación Protect, que de forma gratuita presta ayuda a menores de edad que son víctimas de agresiones sexuales. El jurista de la fundación, Wladimir González, fungió como abogado de la víctima.

Estuvo en Estados
Unidos y Panamá

Las indagaciones dejan ver que tras expedirse la orden de captura contra Yoiber, este se fue a Estados Unidos.

Pero allí no terminó su recorrido. La Fiscalía también indicó que estuvo en Panamá. Los años fueron pasando y las órdenes de captura fueron renovadas varias veces, pues los miembros del Cuerpo Técnico de Investigaciones no habían podido detectar dónde estaba este hombre exactamente, pues cambiaba de lugar.

Continuó pasando el tiempo y se conoció que habría estado varias veces en Cartagena. Una vez las autoridades creyeron que estaba en Lomita Arena, pero no pudieron dar con él hasta que el viernes de la semana pasada, casi cinco años después de la denuncia, el hombre fue capturado.

Los investigadores pudieron detectar que se movilizaba en un bus intermunicipal que venía hacia Cartagena y fue así como montaron un operativo en la vía Sincerín. Allí armaron un puesto de control, y al inspeccionar el vehículo y a sus pasajeros, hallaron a Yoiber y lo capturaron.

El sábado, este hombre fue llevado a audiencia ante un juez de Garantías. La captura fue legalizada y la Fiscalía le imputó los delitos antes mencionados. El procesado no aceptó cargos, pero ante los elementos probatorios descubiertos por la Fiscalía, como la entrevista a la víctima, el juez decidió enviar al pastor a la Cárcel de Ternera.

Desde el encierro enfrentará el proceso penal en su contra, en el que se demostrará si es culpable de los señalamientos que hace la Fiscalía, o si es inocente. Si es en verdad un pastor comprometido como aparece en videos en redes sociales en los que se muestran sus prédicas, o un peligro para su comunidad.

Atenciones por
abusos del Icbf

En el 2018, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) realizó 430 procesos administrativos de restablecimiento de derechos (PARD), a menores que fueron víctimas de abuso sexual en Bolívar. En Cartagena específicamente, fueron 247.

De los casos registrados en Bolívar, las víctimas estaban en las siguientes edades: 49 casos de niños de 0 a 5 años; 143 casos de 6 a 11 años; 236 casos de 12 a 17 años; y 2 casos fueron de mayores de 18 años.

En Cartagena, en 2018, los menores atendidos estaban en las siguientes edades: 26 casos de niños de 0 a 5 años; 86 casos de 6 a 11 años; 133 casos de 12 a 17 años; y 2 casos fueron de mayores de 18 años.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS