Sucesos


La intolerancia se desborda en Marialabaja

En dos días, dos riñas en hechos distintos, dejan cinco personas heridas, una de ellos un policía. En un hecho aberrante, un sujeto le cortó la mano a un joven de un machetazo.

SAMUEL ÁLVAREZ BELEÑO

15 de septiembre de 2020 12:00 AM

En Marialabaja hay preocupación por las continuas riñas de las últimas semanas. “La intolerancia nos va a matar a todos”, dice uno de los habitantes de esa población de los Montes de María.

Las últimas dos peleas, sucedidas entre el sábado y el domingo, dejan un saldo de cinco personas gravemente heridas que se recuperan en centros asistenciales de Cartagena. Una de ellas es un policía que intentó persuadir a los protagonistas de una pelea, pero el resultado fue que él y sus compañeros fueron atacados, según versiones oficiales.

El domingo

El último caso aberrante sucedió el domingo cerca de las 10 de la noche en el barrio Puerto Santander, muy cerca de la ciénaga de Marialabaja.

Un testigo asegura que en una de las calles de ese barrio se realizaba una carrera de caballos y actividades recreativas de tradición en ese pueblo de pescadores. Hasta ese sector llegaron tres sujetos que, una vez lograron identificar a su víctima, la abordaron, y tras hacerle alguno reclamos, procedieron a agredirla con arma blanca.

Lo que se dice es que los agresores atacaron de manera despiadada y uno de ellos lanzó un machetazo hacia la cabeza su rival y este, evitando ser más agredido, puso su mano que le fue cercenada de un solo tirón.

El joven lesionado, quien reside en el barrio Las Cañas, fue identificado como Brandon Altamar Meza, de 22 años. Fue llevado al hospital de Marialabaja por algunos testigos que presenciaron este macabro ataque. Una persona que lo acompañaba entregó su mano a los médicos de turno para que intentaran recupera ese miembro. Sin embargo, se informó que no se pudo hacer nada.

Lo que se asegura es que los atacantes y el joven herido habrían tenido una rencilla días atrás, por lo que sus adversarios juraron, supuestamente, que vengarían esa acción.

Sobre este nuevo hecho de sangre la Policía de Bolívar no ha informado de alguna captura, por lo que está recogiendo información para dar con los responsables.

El sábado

En la noche del sábado, cerca de las 10 p.m., hubo una riña en el barrio El Prado de esa misma población.

La comunidad vecina llamó a la Policía para que ayudara a controlar la reyerta en la que los machetes y cuchillos era los protagonistas.

Una vez llegaron los uniformados se pudo controlar el hecho. Sin embargo, un reporte policial señala que un grupo de personas atacó a los agentes e intentó incinerar la moto institucional. En vista del ataque, un patrullero, que resultó herido, se vio en la necesidad de, presuntamente, sacar su arma de dotación y disparó. Ese tiro se alojó en el abdomen de un joven que estaba en una fiesta, que se asegura no tenía nada que ver en la riña.

De la pelea resultaron dos personas heridas con machete en la cabeza y brazos. Uno de ellos podría perder la extremidad superior.

La Policía de Bolívar informó que investiga si la bala efectivamente salió del arma del patrullero.