Sucesos


Las 9 víctimas del Clan del Golfo en Cartagena y Sucre

Con la desarticulación de una célula de esa banda, fueron esclarecidos homicidios ocurridos entre el 2018 y 2020 en los barrios Fredonia, 20 de Julio y Líbano; en La Boquilla y en Tolú, Sucre.

EDWIN TORRES PADRÓN

28 de septiembre de 2020 12:00 AM

La operación “Rey David” que la Policía, Armada y Fiscalía ejecutaron el pasado 18 de agosto en Cartagena, Mahates y Sincelejo no solo permitió la desarticulación de una célula al servicio del Clan del Golfo en esta ciudad, sino el esclarecimiento de nueve homicidios que ocurrieron entre 2018 y 2020.

Cuatro de esos asesinatos dejaron dos víctimas en La Boquilla que no tenían líos judiciales, y otras dos que fueron acribilladas sin contemplación y por equivocación en Tolú (Sucre).

El más reciente de esos hechos ocurrió el pasado 19 de febrero en La Boquilla. Esa noche, Álvaro Augusto Calle Vélez, un antioqueño de 60 años, descansaba en la terraza de un restaurante a orillas del mar cuando fue baleado por un sujeto que en esa localidad tenía fama de ladrón y de expendedor de drogas.

Calle le llamó la atención al “jíbaro” al verlo cerca del negocio y este en respuesta le disparó. Ese mismo día se supo que el presunto homicida era Jorge José Mercado Carmona, alias ‘Bebeto’.

Aunque el sospechoso huyó y se escondió por meses, fue abatido por la Policía precisamente el día que realizaron la operación “Rey David”. Ese día sorprendieron a ‘Bebeto’ en su casa, en uno de los tantos allanamientos practicados para desarticular la presunta célula del Clan del Golfo. Le dieron muerte luego que hiriera a bala a un teniente de la Policía.

Jorge Eliécer Agudelo Noreña, de 51 años, también era antioqueño y había llegado a La Boquilla para trabajar como comerciante. Tenía pocos meses de haber instalado su tienda en la localidad y estaba comenzando a prosperar. En la mañana del 22 de mayo de 2019, un sicario llegó a su negocio y delante de clientes y empleados le disparó a quemarropa. La muerte de Agudelo fue en el acto.

Quedó claro para las autoridades que el crimen fue obra de la célula del Clan del Golfo recientemente desmantelada.

En Cartagena

Lewis Morelo Navas, alias ‘el Rasta’, y Clemente Polo Estrada, alias ‘el Junior’, fueron asesinados por sicarios en moto en julio pasado. A Montero lo sorprendieron al salir de su casa, en Fredonia, el sábado 11; y a Polo lo mataron cuando iba llegando al 20 de Julio, el domingo 26, a plena luz del día.

En esos dos homicidios también estarían implicadas las 14 personas que fueron capturadas el pasado 18 de agosto en desarrollo de la operación “Rey David”.

Otros homicidios que tendrían el sello de esa célula del Clan del Golfo son:

Luis Ángel Licona Madiedo, quien fue asesinado por sicarios en moto, en el barrio Líbano, el pasado 13 de junio. Lo balearon mientras se tomaba una gaseosa en una tienda. Era conocido como ‘Gordo volqueta’.

También está la muerte de Yeison Morelo Hurtado, el 12 de abril de este año y la de Mauricio Brans Hoyos, el 16 de mayo del 2019.

Un concejal y su hermano

José Wilmer Bohórquez Meneses, concejal del Huila, y su hermano José Hernando Sáenz fueron asesinados el 16 de diciembre del 2018 en Santiago de Tolú, Sucre. Ambos fueron baleados cuando paseaban como turistas en una bicitaxi.

Unos meses después fueron capturados los dos sicarios que dispararon contra la víctima y se demostró por parte de la Policía y la Fiscalía que se habrían equivocado de víctima. Según las investigaciones, el objetivo era asesinar a un hombre de nombre Iván, pero se equivocaron por el supuesto parecido de este con el hermano del concejal.

A los sicarios les enviaron a través de un celular una foto de la que iba a ser su víctima y por el presunto parecido de esta con Hernando Sáenz decidieron atacarlo a bala al lado de su hermano, el concejal huilense.

La célula desmantelada de la banda criminal Clan del Golfo también sería la responsable de este doble homicidio.

Asegurados

Los aprehendidos en la operación “Rey David” son Jhorman González Pérez, Yair Mendoza Díaz, Ronald Barrios Caraballo, Jean Álvarez Sánchez, Alinton Díaz Ramos, Heiner Rubio Hernández, Edith Villa Franco, Alfonso Jiménez de la Ossa, Yelitza Catherine Wiches Torres, Jania Margarita Barrios Caraballo, Katerin Paola Ramírez Contreras; Dairo Correa Maduro, Carlos Arturo Ortega Durán e Ismael Pertuz Bermejo.

Todo ellos fueron asegurados con cárcel por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado, porte ilegal de armas de fuego y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. Los allanamientos fueron en los barrios Piedra de Bolívar, El Pozón, Fredonia, Nuevo Paraíso, Olaya Herrera, La Esperanza y Nelson Mandela; en La Boquilla y en el municipio de Mahates.