Sucesos


Las hipótesis que investigan por crimen de Wicho Wikan en Pie de la Popa

Wilfrido Olmos era el propietario de la conocida discoteca Wikan, con más de 20 años de fundación.

REDACCIÓN SUCESOS

06 de julio de 2022 02:38 PM

Wilfrido Olmos Torres, de 48 años, asesinado por sicarios el martes en el Pie de la Popa, era un conocido empresario del mundo del entretenimiento y dueño de la famosa discoteca Wikan por más de 30 años.

‘Wicho Wikan’, como le decían sus amigos y familiares por su negocio, era muy querido entre artistas locales y amantes de la salsa y el vallenato. Su discoteca le brindaba espacios de recreación a los seguidores de estos géneros y ofrecía presentaciones a artista que apenas comenzaban sus carreras.

Lea aquí: ‘Wicho Wikan’, el empresario que sicarios balearon en el Pie de La Popa

También logró traer a la ciudad cantantes nacionales como Alfredo Gutiérrez y Silvio Brito, entre otros. Cabe mencionar que Wikan, con sedes en el barrio Buenos Aires y en el barrio San Pedro, era una de las discotecas preferidas por los cartageneros en los años 90 y 2000, logrando atraer a personas de todas las edades y ofreciendo diferentes shows musicales.

Se supo que a raíz de la pandemia la discoteca fue cerrada; sin embargo, Wilfrido siguió trabajando en esta área, aliándose con nuevos socios, organizando diferentes eventos y presentaciones de artistas, incluso, se conoció que tuvo una papelería en el Centro Histórico.

Su alma emprendedora le permitió proyectarse y ayudar a la formación de otras discotecas o espacios para bailadores en la ciudad, los mismos que hoy lloran su lamentable partida.

Hipótesis

Cuentan que ‘Wicho’ también era prestamista y no descartan que ese oficio tenga que ver con su asesinato. Otra hipótesis que manejan las autoridades es que, al parecer, los sujetos realizaban un asalto en la empresa de giros donde se encontraba ‘Wicho Wikan’ y este sufrió la peor parte.

La Policía investiga los móviles del crimen y tratan de dar con los responsables usando las cámaras de seguridad de la zona.

Olmos Torres vivía a solo unos metros del lugar donde fue baleado.

¿Cómo pasó?

Eran las 3:30 p. m., del martes, cuando Wilfrido bajó de una camioneta para realizar un giro de dinero o pago en un local, cuando de la nada apareció un hombre armado y le disparó a la cabeza. Residentes del sector lo trasladaron al centro asistencial más cercano: la Clínica Cartagena del Mar, donde falleció a las 6 p. m.

Mensajes como “mi gran amigo Wicho Dios te tenga en su santo reino descanse en paz mi hermano que triste noticia”, son los que se encuentran en sus redes sociales y demuestran que Wilfrido era un hombre muy querido y que siempre será recordado por sus seres más cercanos.

Sus amigos lo recuerdan como una persona amigable, extrovertida, trabajadora y sobre todo buen amigo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS