Sucesos


Los 2 homicidios que causaron conmoción esta semana en Cartagena

El atentado que le costó la vida a una niña, de 2 años, en La Esperanza; y el crimen de un taxista dentro de su carro, en Mamonal, marcaron el final de mayo y el comienzo de junio. Así van las investigaciones.

REDACCIÓN SUCESOS

05 de junio de 2021 12:00 AM

Dos asesinatos causaron conmoción esta semana en Cartagena, uno al culminar mayo y otro comenzando junio.

Aunque en uno de los casos las investigaciones están centradas en un posible ajuste de cuentas contra un pariente de la víctima y en el otro hay una persona aprehendida, los dos hechos de sangre no están esclarecidos del todo por parte de la Policía Metropolitana de Cartagena y la Fiscalía General de la Nación.

El lunes 31 de mayo, a las 8:30 de la mañana, la pequeña Sharik Johana Villeros González, de apenas 2 años, era llevada por su papá del barrio La Esperanza a La María cuando dos sujetos en una moto se les cruzaron en una esquina del sector El Canalón.

Con un revólver, el individuo que iba como parrillero disparó dos veces contra Edilberto Villeros, pero ninguno le dio. Uno de esos proyectiles, sin embargo, impactó a su hija, a quien cargaba en sus brazos. La menor murió antes de ser atendida en el CAP de La Esperanza.

Aunque la Policía realizó un intenso operativo hacia los sectores Las Delicias y El Cielito, y en los barrios La María y La Quinta, los asesinos consiguieron escabullirse. Hasta hoy, no hay capturas por ese crimen, pese a que el comandante de la Metropolitana, general Luis Carlos Hernández Aldana, ofreció 5 millones de pesos por información que permita establecer el paradero de los victimarios.

El oficial confirmó el mismo día de los hechos que la primera hipótesis que analizan es un ajuste de cuentas contra el papá de la niña u otro familiar directo de ella.

“Al parecer, se trata de un ajuste ilegal de cuentas. La Policía Nacional ha volcado el equipo de investigación de Infancia y Adolescencia, de Inteligencia y de Policía Judicial para esclarecer estos hechos”, anotó Hernández.

Una de las líneas de investigación de la Policía y de la Fiscalía apuntan a problemas derivados de la venta de estupefacientes en esa zona de la ciudad.

Sharik, quien era la menor de seis hermanos y apenas había cumplido los dos años el 16 de abril, es la víctima con menos edad de un hecho de sangre en Cartagena en lo que va del año.

¿Atraco?

Aunque Félix Barrios, presidente del Sindicato de Conductores de Taxis de Cartagena (Sincontaxcar), aseguró que el asesinato del conductor Juan Luis Prada Tamayo estaría relacionado con un hurto; y que la Policía retuvo esa misma madrugada del miércoles 2 de junio a una menor de edad como presunta sospechosa, no está claro el móvil del crimen.

Del hecho de sangre se conoce que Prada Tamayo, de 30 años y residente en el barrio 20 de Julio, recibió un balazo al forcejear con una de las dos personas que llevaba en su vehículo por la zona industrial de Mamonal. El proyectil que el taxista recibió en la cabeza provocó que el carro se saliera de la vía, chocara contra una baranda y terminara volcado.

De las dos personas que iban en el carro, una está en manos de la Policía. Se trata de una adolescente, de 16 años, que aprehendieron cerca del sitio de los hechos. Quedó a disposición de la Fiscalía de Infancia y Adolescencia y a su acompañante aún lo buscan.

La familia de la víctima no entregó declaraciones a la prensa, pero Félix Barrios, rechazó este acto violento e informó que “en lo últimos años han asesinado a 35 taxistas mientras están trabajando (incluyendo a Juan).

“Es preocupante el homicidio del compañero. Está tomando mucha fuerza la inseguridad en la ciudad”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS