Luego de 8 años, cae por homicidio de administrador de negocio

23 de febrero de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

A Demis Arias Arenas lo conocían por ser un tipo alegre y buena gente. Sin embargo, nada tuvo que ver el delincuente que le dio un balazo en el pecho para atracarlo dentro de un negocio en Amberes, causándole la muerte. El crimen, que ocurrió en el 2009, parecía haber quedado impune. Sin embargo, hace unos días, casi ocho años después, efectivos de la Policía Metropolitana de Cartagena atraparon al presunto responsable del asesinato luego de un arduo y largo trabajo de investigación.

Se trata de Jancy William Madrid Correa, quien fue capturado en La María. Ahora trabajaba como peluquero. El homicidio por el que lo investigan ocurrió el 8 de marzo del 2009. Ese día, a las 11 de la noche, el hombre de 38 años estaba en el negocio de asados que administraba, de nombre La Gran Parrilla, en el Tercer Callejón de Amberes. Contaba el dinero que su patrón pasaría a recoger, cuando dos sujetos en una moto llegaron al lugar. El parrillero, sin casco, bajó del vehículo y entró al negocio.

Sacó un arma de fuego e intimidó a Arias Arenas. Tras quitarle los más de $700 mil que este contaba, le dio un balazo en el pecho. El sujeto huyó con su compinche, mientras que al baleado lo llevaron a la Clínica Gestión Salud. De allí fue remitido a otros centros médicos, pero finalmente lo atendieron en el Hospital Universitario, donde pereció. Miembros de la Sijín empezaron con las labores investigativas, obteniendo los relatos de testigos presenciales del ataque. Fue así como testigos, gracias a la información recopilada, hicieron el reconocimiento fotográfico del presunto asesino: Jancy Madrid.

Investigadores de la Sijín lograron obtener una orden de captura, pero no tenían la ubicación de Jancy, quien pare ese entonces tenía unos 18 años.

“Logramos descubrir que se había marchado de la ciudad. Estuvo viviendo en varias ciudades del país, para lograr evadir los controles de las autoridades. Luego, se fue a Venezuela, donde estuvo por varios años”, indicó un investigador de la Sijín. Los años pasaban y la familia de Demis sufría el dolor de su partida y la impunidad.

También le tocó enfrentar otro golpe, pues el mayor de los cinco hijos de Demis, de 17 años, murió en un accidente al sur del Cesar. En abril del año pasado, la orden de captura contra Madrid Correa se vencería y la impunidad parecía venir.

Sin embargo, un allegado del hombre asesinado colaboró con las autoridades y evitó que esto pasara. Informó que Jancy había vuelto, que estaba en Cartagena. Los investigadores lograron reactivar la orden de captura y empezaron a trabajar en su ubicación. Tras varios meses, descubrieron que se quedaba en una casa en La María, donde trabajaba como peluquero. El jueves de la semana pasada, tras tener la ubicación exacta, lo sorprendieron.

“Estaba en la terraza y al vernos corrió y entró a la casa, como para huir. Cuando entramos se vio sin escapatoria y se entregó”, indicó uno de los policías que participó en el operativo de captura. Madrid Correa fue dejado a disposición de la Fiscalía y al día siguiente fue puesto ante un juez de Garantías, quien lo aseguró en la Cárcel de Ternera por homicidio agravado, hurto calificado y porte ilegal de armas de fuego. El procesado no aceptó cargos. La Fiscalía tendrá 90 días para presentar escrito de acusación en su contra.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS