Sucesos


Madre de patrullera agredida durante protesta ora por el agresor

La uniformada Astrid Carolina Salas Rocha, natural de Sucre, fue víctima de una agresión durante las manifestaciones del 20 de julio en Medellín.

REDACCIÓN SUCESOS

22 de julio de 2021 11:05 AM

Astrid Carolina Salas Rocha, la patrullera de la Policía Nacional, víctima de una patada voladora durante manifestaciones registradas el pasado 20 de julio en la ciudad de Medellín, es oriunda del departamento de Sucre.

La uniformada de 26 años de edad, adscrita al Esmad, es natural del corregimiento de Palmira (Toluviejo) y residente en Las Majaguas, jurisdicción del municipio de Sincelejo, tiene tres años en la institución policial.

Desde esas pequeñas poblaciones, sus familiares y vecinos, le han enviado permanentemente voces de aliento para que sea pronta su recuperación de las lesiones sufridas tras impactar contra el piso.

La mujer policía perdió el conocimiento durante unos cinco minutos, luego de recibir por la espalda la patada voladora que quedó grabada en un video de celular y que ahora es pieza clave para identificar al agresor.

Inicialmente, Salas Rocha pensó que la habían impactado con una piedra en momentos en que los uniformados eran atacados con bombas molotov y solo cuando vio el video en el Hospital de la Policía en Medellín, supo que había sido una patada.

La patrullera evitaba el bloqueo de una vía cuando de repente apareció un hombre de contextura delgada y estatura alta, golpeándola en la parte superior de la espalda, haciendo que se desplomara y golpeara contra el suelo.

Astrid Carolina, estudiante licenciatura en Lenguas Extranjeras en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, cuenta que una vez recobró el conocimiento llamó a su mamá, la docente Rocío Rocha, quien no guarda rencor y ora por el agresor para que conozca a Dios.

La mujer policía tiene tres hermanos, uno pertenece también a la institución y otro está en proceso de vinculación al organismo armado, al cual la agredida no piensa abandonar, pese a lo sufrido la tarde del martes.

El general Gustavo Franco Gómez, comandante de la Región 6 de la Policía Nacional, exhortó a la comunidad para que brinde información que permita identificar al agresor de la patrullera. Ofreció una recompensa de hasta 10 millones de pesos.