Madre e hijo, las víctimas mortales del accidente en la Ruta 90

26 de septiembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La racha de accidentes el miércoles en Cartagena, entre las 8 de la mañana y 10 de la noche, fue fatal: cuatro muertos y siete heridos.

El día comenzó con la trágica desaparición de la joven Melitza Núñez González, de 20 años, quien iba de pasajera en una moto y esta quedó aprisionada entre una tractomula y el andén de la curva que está en la Avenida Crisanto Luque y que sirve de retorno para el Corredor de Carga, antes del barrio Martínez Martelo. El mototaxista resultó gravemente herido.

Horas después, a la 1:30 de la tarde, Adalberto Luis Urango Galarzo perdió la vida en un triple choque en la vía de La Cordialidad.

Adalberto iba como copiloto en una camioneta -marca Nissan- de la empresa en donde laboraba como contratista. “Él estaba en horario laboral. Venían de Barranquilla para acá, para Aguas de Cartagena, que era donde trabajaba”, expresó ayer su sobrino Dannis Miranda.

Según su pariente, Adalberto estaba en la vecina ciudad desde muy temprano. A eso de la 1:30 de la tarde sucedió el accidente frente al barrio Villas de Aranjuez. Según testigos, una de las llantas de la camioneta estalló, provocando que el conductor, Luis Rafael Ramos Polo, perdiera el control. Este intentó que el carro mantuviera su calzada, pero el esfuerzo fue infructuoso y la camioneta fue a tener al otro carril.

Cuando el vehículo atravesó el separador, un tractocamión, de placas SOR-083, lo golpeó fuertemente, chocando a la vez una camioneta marca KIA, de placas BPZ-266.

La camioneta Nissan dio varios giros tras el fuerte golpe y terminó a un lado de la carretera. Adalberto sufrió múltiples contusiones. Él y sus compañeros fueron trasladados a la Clínica Barú. Allí murió Urango Galarzo, de 44 años.

Uno de los compañeros de él está en la UCI de la Clínica Barú, pero su pronóstico es reservado. El conductor y el pasajero de la camioneta Kia, Robinson Arroyo Álvarez, de 60 años y Eberto Martínez Casarrubia, también resultaron lesionados. El conductor de la tractomula, identificado como Álvaro Rincón Orozco, de 55 años, salió ileso.

La Ruta 90

Unas horas después, a las 10 p. m., Josefa Pereira Acosta y su hijo Javier García Pereira corrieron la misma suerte.

En el kilómetro 4 en la Ruta 90, que une la vía del Mar con La Cordialidad, un carro Chevrolet Sail negro, de placas USS-466, chocó contra una camioneta Ford Ranger, de color gris.

Javier y Josefa, y Mario Antonio Pereira se desplazaban en el Chevrolet Sail y venían de Santa Marta. Su destino era el municipio de Arjona.

Aunque las autoridades no ha reportado las causas que provocaron el accidente, se cree que pudo ser por la falta de iluminación de la zona, sumado al mal estado de la carretera.

El golpe fue tan fuerte que el carro en el que iban Josefa y Javier se salió del camino, tras dar varios tumbos, quedando a un lado. Los tres ocupantes del vehículo quedaron atrapados. La mujer murió al instante, mientras que hijo falleció camino a la clínica.

Gilberto González y América Black, quienes iban en la camioneta, resultaron heridos, al igual que Marco Antonio Pereira.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS