Matan a albañil en Petares

13 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Miguel Alberto Maza Romero regresó de Venezuela para morir. El albañil, de 23 años, dialogaba con un amigo frente a una tienda cuando lo asesinaron de ocho balazos sicarios que escaparon en dos motos. El crimen ocurrió el sábado, a las 6 de la tarde, en una esquina del barrio Petares, en la subida que va de Santa Rita a Pablo Sexto II y Loma Fresca. Su padre y un cuñado dicen que Maza Romero tenía menos de 15 minutos de estar en ese lugar. Al amigo que lo buscó en su casa para llevárselo a la esquina lo retuvo la Policía para investigar si le tendieron una trampa. El testigo resultó milagrosamente ileso, pese a que dos de los sicarios dispararon repetidamente con pistolas 9 milímetros y él estaba muy cerca de Maza Romero. Familiares de la víctima dicen que al compañero del difunto lo dejaron en libertad horas después, aunque a muchos les sigue pareciendo raro que el crimen haya ocurrido sólo unos minutos después que el albañil que saliera de su vivienda. “Él jugaba con su celular en esos momentos y en principio no quiso ir. Pero el amigo le insistió, entonces se cambió de ropa y se fue. A los pocos minutos se escucharon los disparos”, relata un allegado del albañil. Según la Policía, a Miguel Alberto le dispararon tres veces a la cabeza. Lo remataron con balazos en el pecho y una pierna. La muerte de Miguel Maza Romero fue en el acto. Maza Romero no fue amenazado, pero su familia reconoce que su único problema era con los drogas. Hace un año, aproximadamente, su mamá hizo que él se fuera con su mujer y tres hijos a Venezuela para someterse a un tratamiento. La mala situación económica en ese país –asegura su cuñado- lo obligó a regresarse hace 15 días. A su madre le prometió que se iba a dedicar más al trabajo. Así lo estaba cumpliendo.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS