“Mi hermano buscaba otro trabajo donde le fuera mejor”

15 de febrero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El sueño de William José Medina Castellar era encontrar un mejor empleo, pero una tragedia truncó su anhelo ayer en la mañana, tras la explosión de un cilindro de carburo en un taller de mecánica y soldadura en el barrio Zaragocilla.

Muy temprano, William se levantaba y salía de su casa, en el barrio La Esperanza, para llevar a sus sobrinos al colegio. Una vez los dejaba, salía hacia Zaragocilla, al taller Pacho, donde laboraba hace unos seis meses. Allí también trabajaba su hermano Edwin, a quien ayudaba en el taller.

“Él hace rato estaba buscando otro trabajo mejor. Quería uno donde pagaran bien”, cuenta su hermano Franklin entre lágrimas.

Ayer, cuando William llegó al taller, se puso a hacer sus labores diarias de mecánico automotriz. En ese taller, además de trabajos mecánicos, hacen de latonería, razón por la cual hay cilindros para soldadura con acetileno.

Relata un trabajador del lugar que uno de ellos limpió uno de los cilindros y lo volvió a cargar con carburo. Todo indica, según los Bomberos, que la acción no la realizó correctamente, pues no tuvieron en cuenta la presión del cilindro. Eso terminó causando la explosión.

La explosión

En el taller trabajan ocho personas, pero a la hora del hecho, 9:15 a.m., había cuatro trabajadores, uno de ellos William. Él revisaba su celular, sentado en una esquina, cuando se escuchó una fuerte estallido. “Yo escuché la explosión, pero pensé que había sido un transformador”, expresó una de las residentes del sector.

El agujero en una pared de la casa vecina y los gritos de auxilio presagiaban una tragedia. William y el propietario del local, Francisco Pacheco Cantillo, estaban cerca el uno del otro. El hermano de William había salido a la tienda y el otro compañero de ellos estaba afuera del local atendiendo una llamada por celular.

Fue este último quien entró, y al percatarse de la macabra escena, salió corriendo dando gritos de auxilio y de desesperación.

Lo decapitó

La onda expansiva provocó que Francisco saliera disparado, golpeándose de manera violenta la cabeza contra un vehículo. También sufrió una herida en el talón de la pierna derecha. La peor parte se la llevó William José, a quien el cilindro, que salió disparado, lo decapitó. La muerte fue en el acto.

Cuando Edwin llegó y se percató de la terrible tragedia de su hermano, llamó a sus demás parientes y les explicó la situación. Estos llegaron a los pocos minutos, y en medio de las lágrimas y los gritos de dolor se abrazaban.

La ambulancia llegó a los pocos minutos y los paramédicos auxiliaron a Francisco, quien aseguraba que no escuchaba nada. Fue trasladado a la clínica Barú, donde permanece bajo observación médica.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS