"Mi mamá siempre decía que a Josefa no se le notaba barriga"

19 de febrero de 2016 05:39 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Nuevos detalles siguen conociéndose sobre el crimen de Kellys Zapateiro Guzmán. La Fiscalía General de la Nación presentó a su noveno testigo en el juicio oral que se adelanta por el homicidio de la joven embarazada.

Se trata del exmarido de Josefa Cardona Ortega, acusada por el asesinato, el cual rindió su testimonio ante el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Descongestión de Cartagena, sobre pormenores de la relación amorosa que sostuvo con la presunta autora del homicidio.

El hombre contó que a finales de 2013, Cardona Ortega le confesó que estaba embarazada. Según añadió, ella le mostró una prueba casera positiva, y después le corroboró la noticia con una ecografía. Desde ese momento, empezaron los cuidados prenatales y el aparente bebé que venía en camino fue motivo de felicidad para el futuro padre.

“NO SE LE NOTABA BARRIGA”

El testigo de la Fiscalía narró que, en marzo de 2014, le propuso a Josefa irse a vivir juntos. Según el relato, poco a poco, la mujer se mudó a la vivienda del hombre en Albornoz.

Supuestamente, Cardona Ortega mostraba síntomas propios del embarazo y afirmaba acudir a controles médicos. Entre otras cosas, prefería no dormir bocabajo porque “sentía que se asfixiaba”, pero a su compañero sentimental le resultaba extraño su estado físico.

“A ella no se le veía barriga, si no que se engordó, ella decía que las barrigas las hacía así. Mi mamá siempre decía que a Josefa no se le notaba barriga, le decía que no usara jeans”, indicó la expareja de la acusada.

A LA CLÍNICA

Adicionalmente, el testigo declaró que el 11 de julio de 2014, Josefa salió de casa con la excusa de llevar a su amiga embarazada Kellys Zapateiro a una fundación. Sin embargo, esa noche no regresó a dormir.

Según el testimonio, a las 4 de la mañana del 12 de julio, Josefa se comunicó al teléfono fijo pidiendo que arreglaran las cosas del bebé porque había dado a luz en la calle, en los alrededores de Los Cuatros Vientos, y que el recién nacido se encontraba en la Clínica Maternidad Rafael Calvo.

Pese a esto, a las 5:14 de esa madrugada el marido de Josefa se sorprendió al verla llegar en un taxi a la vivienda sin el bebé en brazos.

Mientras ella se recostó en una cama, el hombre se dirigió a la clínica para conocer a su hijo. “El vigilante de la clínica preguntó que dónde estaba la mamá del niño (...) El médico dijo que si ella no iba, el bebé se lo entregaban al Bienestar Familiar”, recordó, añadiendo que cuando Josefa regresó al centro asistencial él pudo ver al pequeño. “Cuando me mostraron al bebé, en ese momento me sentí feliz”, sostuvo.

La entonces pareja de Josefa Cardona comenzó a sospechar que algo sucedía, en esa misma fecha, cuando a la Maternidad llegaron agentes de la Sijín para investigar sobre el paradero de Kellys, quien se encontraba desparecida desde el día anterior. Las sospechas se incrementaron cuando en el mismo sitio se apareció el policía Andrés Díaz Zabaleta, exmarido de Josefa.

Entre las pertenencias de Cardona Ortega, su marido halló un bolso de Kellys, el cual fue entregado a los investigadores de la Sijín. Estos le habrían revelado que Josefa todavía tenía una relación con Díaz Zabaleta, de quien supuestamente se había separado porque la maltrataba. 

CONTINÚA EL JUICIO

La Fiscalía acusa a Josefa Cardona Ortega y al expolicía Andrés Díaz Zabaleta de haber asesinado a Kellys Zapateiro, para robarle al bebé que llevaba en su vientre. El juicio por los delitos de desaparición forzada, secuestro simple y homicidio agravado continuará este miércoles 24 de febrero, con la ausencia de los acusados quienes renunciaron a su derecho de asistir al mismo. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS