Sucesos


Motorizados disparan contra vehículo y dejan dos muertos

EL UNIVERSAL

03 de mayo de 2017 08:00 PM

Dos hombres fueron asesinados este miércoles en la calle 93 con carrera 45, barrio La Campiña, al norte de Barranquilla. Los ocupantes de un vehículo particular, de placas DHL 414, fueron baleados por dos sujetos en moto cuando el automotor cruzaba el semáforo de la mencionada intersección vial.

El conductor y uno de los pasajeros quedaron muertos en el lugar de los hechos. Por su parte, según testigos, una tercera persona que iba abordo salió corriendo del automóvil y tomó un taxi malherido. Este último fue identificado como Wilson Montoya Bedoya, de 40 años de edad, quien se encuentra recluido en la Clínica Altos de San Vicente, con tres heridas a bala en el abdomen y de estado delicado.

Testigos del doble crimen aseguraron que los sicarios eran dos muchachos jóvenes. El parrillero se bajó de la moto aprovechando que el semáforo estaba en rojo y disparó en repetidas ocasiones contra el vehículo.

“El sicario se iba a ir, pero al ver que los ocupantes del auto seguían vivos volvió a dispararle”, precisó una persona que observó el hecho.

El vehículo en movimiento terminó chocándose contra el andén que está en esa esquina donde queda un reconocido supermercado de la ciudad.

El cuerpo del conductor quedó dentro del vehículo y curiosos intentaron auxiliarlo, pero lo dejaron tendido en la puerta del carro al notar que no tenía signos vitales. La segunda víctima era otro muchacho de contextura delgada que quedó en el asiento del copiloto.

Algunas personas de la zona señalaron que no escucharon disparos, por lo que se presume que los sicarios utilizaron silenciador.

Las víctimas mortales fueron identificadas por las autoridades como Wilfrido Barceló Cervantes, de 26 años de edad, quien era el conductor y registra 6 impactos de bala; y William Arley Rengifo Bautista, de 31, quien registra un impacto en el pómulo derecho.

En el hecho una cuarta persona, de 24 años, que caminaba por el sector recibió un balazo en su glúteo derecho y fue atendido en la Clínica Portoazul. Su estado de salud es estable.

EN ZONA PROHIBIDA
Lo curioso del caso es que los asesinos en moto no fueron percibidos por la Policía en la zona donde está prohibida la circulación de parrillero hombre en el norte de Barranquilla, precisamente para combatir la delincuencia. La restricción, que está hasta junio, comprende desde la calle 72 hasta la Circunvalar y desde la carrera 38 hasta la carrera 65. Es decir, que el doble crimen ocurrió dentro del cuadrante prohibido    

  NOTICIAS RECOMENDADAS