Muere al caer de un edificio mientras policías lo seguían

10 de mayo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una situación insólita rodeó los últimos instantes de vida de Elkin Ricardo Meza Villadiego. El vigilante murió tras sufrir una estrepitosa caída del cuarto piso de un edificio, en la urbanización Torres de Bicentenario.

Lo particular del caso es que cayó del edificio cuando intentaba evadir a policías que querían atraparlo, luego que agrediera a un vecino en una riña.
Meza Villadiego tenía 32 años. Vivía en el cuarto piso del mencionado edificio, junto a su mujer y sus hijos, de 10, 9 y 2 años. Sus parientes contaron que trabajaba como vigilante en una clínica y que era un hombre de su casa.

Yesenia Martínez, una hermana, contó que Elkin Ricardo tenía problemas con un vecino que hace mantenimiento a electrodomésticos.
“El señor le cobró por el arreglo de la lavadora, pero no la dejó bien. Esta se volvió a dañar y por eso Elkin le reclamaba al señor. Le decía que había cobrado por un trabajo mal hecho y que lo que había hecho era un parapeto”, recordó Yesenia.

Elkin estaba muy molesto, pues sentía que lo habían estafado. Por eso, ayer en la mañana, fue a reclamarle a su vecino. Los ánimos se caldearon y los dos hombres se pelearon.

Los mismo parientes de Meza Villadiego reconocieron que este cogió un machete y cortó en una mano a su vecino. Varias personas intercedieron en la situación.
Apartaron a los dos hombres, pero los ánimos seguían caldeados. Por ello, el herido decidió llamar a alertar a policías del cuadrante, indicándoles que Elkin lo había agredido.
Uniformados llegaron al lugar y los parientes del vigilante dicen que al verlos, corrió y entró a la torre 6, cuarto piso. Entró a su apartamento, pero fue seguido por los policiales.

Al verse arrinconado, el hombre de 32 años resolvió evadir a los uniformados, escapar. Por ello, salió al balcón de ese cuarto piso. Los suyos dicen que intentó bajar por el balcón hacia el tercer piso, pero fue entonces cuando ocurrió la tragedia.

Al parecer, la baranda del balcón estaba mojada y resbaló. Fue a parar al primer piso, en la entrada de la edificación.
Los gritos se escucharon de inmediato. Parientes y vecinos de Meza fueron en su ayuda. Este sufrió múltiples traumas y fracturas en distintas partes.

Fue un vecino quien lo cargó y los subió a un taxi, llevándolo a la Clínica Madre Bernarda. “Allí llegó sin signos vitales. Los médicos sabían que ya estaba muerto, pero aún así lo recibieron. Hicieron todo lo posible por reanimarlo, pero no pudieron”, concluyó Yesenia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS