Mujer intentó lanzársele a un carro por la muerte de su hijo

15 de diciembre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Marlenis Barrios estaba feliz. Ayer, a las 6 de la mañana, despidió al segundo de sus tres hijos, Luis Alfredo Salgado Parra, cuando este se iba a trabajar. Le echó la bendición a su hijo adorado y le rogó para que todo le saliera bien. Solo dos horas después, a las 8 a.m., la mujer salió de su casa, en la calle 53 de La María. Iba a reclamar un dinero que se ganó en una lotería, pero su alegría se esfumó en un parpadeo con los gritos de otro de sus retoños. “Mamá no te vayas, tu hijo Luis está muerto”.

Marlenis no creía lo que escuchaba. Por eso, en compañía de otros familiares, decidió ir a comprobar la mala nueva Y llegó al Palacio de La Proclamación, en el Centro Histórico. Luis trabajaba como obrero desde febrero, en la restauración que se hace de ese inmueble.
Cuando la atribulada madre llegó al lugar, este estaba atestado de curiosos. Al ingresar a la obra, descubrió la cruda realidad. Su hijo, de 28 años, acababa de morir tras un accidente de trabajo. Una versión deja ver que se sujetó de un arnés a una viga, y esta se desplomó y le cayó encima. El percance ocurrió en el segundo piso del Palacio, donde antes funcionaba la Gobernación de Bolívar.

La mujer estalló en llanto. “Dios por qué. Si yo te decía que me llevaras a mí primero”, gritaba la mujer. Luego, intentó lanzársele a un carro que cruzaba junto al Palacio, pero sus familiares la sujetaron y lo evitaron. Las conmovedoras escenas les sacaron lágrimas a personas que estaban en el lugar.

“Mi hijo no quería trabajar en esa obra porque decía que el pago no era bueno y el trabajo era hueso. Ayer -martes- casi hasta la medianoche, hablamos en la puerta de la casa en La María y me dijo que iba a dejar el trabajo, pero yo le dije que no pensara en eso, que esperara que le pagaran y que eso se le iba a pasar. Cuando Luis sufrió el accidente, allí estaba un primo suyo, que fue quien lo llevó a la obra. También le comentaba que se iba a retirar porque quería trabajar con un tío, pero el primo le decía que se aguantara. Este es un dolor muy grande”, contó entre lágrimas la progenitora del obrero. Luis deja una hija, de 10 años. Las autoridades investigan cómo ocurrió la tragedia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS