Sucesos


Murió al quedar atrapado en alberca subterránea en Rocha

Las informaciones recopiladas por la Policía indican que Emiro y su compañero tenían que vaciar la alberca, por lo que metieron una motobomba que funciona con combustible.

JAVID MARTÍNEZ M.

16 de octubre de 2019 12:00 AM

La familia de Emiro Martínez Trejos aún no encuentra explicación a la manera de cómo murió mientras laboraba en una finca conocida como Cambalache, que está en la antigua vía que va de Arjona al corregimiento de Rocha, Norte de Bolívar. El hecho sucedió el lunes a eso de las 5:30 de la tarde.

Según sus parientes, Martínez Trejos, de 52 años y oriundo de San Pedro -Sucre-, estaba con otro trabajador del lugar realizando la limpieza de una alberca subterránea.

Las informaciones recopiladas por la Policía indican que Emiro y su compañero tenían que vaciar la alberca, por lo que metieron una motobomba que funciona con combustible. Durante los primeros minutos todo parecía ir bien en las labores de los dos hombres; sin embargo, el humo que salía del motor hizo estragos en sus organismos.

De un momento a otro, por tanto inhalar el monóxido de carbono que salía de la motobomba, tanto Emiro como su compañero colapsaron y terminaron desmayados dentro de la alberca.

Demora sospechosa

En vista de que no tenían respuesta ni noticias de ninguno de los trabajadores, otro empleado de la finca fue en busca de sus compañeros y al descender encontró a Emiro y a su otro amigo desmayados. Lo primero que hizo el hombre fue auxiliar a Martínez Trejos, quien estaba inconsciente dentro del agua, y llevarlo a un lugar despejado y con ventilación. Posteriormente fue por el otro compañero.

De inmediato llevó a los dos hombres al Hospital de Arjona, donde los médicos manifestaron que Emiro había llegado sin signos vitales. El dictamen inicial de los profesionales de la salud es muerte por inmersión, sin embargo, se está a la espera de la necropsia para confirmar las causas reales de su deceso.

El compañero de Emiro, quien también resultó afectado por la emisión de gases, permanece internado en el hospital.

¿Qué es?

Según el portal Medline Plus, el monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color, pero muy peligroso. Puede causar súbitamente una enfermedad y la muerte. El CO se encuentra en el humo de la combustión, como lo es el expulsado por automóviles y camiones, candelabros, estufas, fogones de gas y sistemas de calefacción. El CO proveniente de estos humos puede acumularse en lugares que no tienen una buena circulación de aire fresco. Una persona puede envenenarse al respirarlos.

Los síntomas más comunes de envenenamiento por CO son: dolor de cabeza, mareos, debilidad, náusea, vómitos, dolor en el pecho y confusión.

Suele ser difícil decir si alguien está envenenado con CO, ya que los síntomas pueden parecerse a los de otras enfermedades. Las personas que están dormidas o intoxicadas pueden morir de envenenamiento por CO antes de presentar síntomas. ​

  NOTICIAS RECOMENDADAS