Sucesos


Niño, de 11 años, habría sido acuchillado por su padrastro

Consternados e indignados están los habitantes del barrio El Tanque, en el municipio de Arjona, luego que un niño, de 11 años, fuera atacado presuntamente por su padrastro con un arma cortopunzante.

REDACCIÓN SUCESOS

23 de enero de 2020 12:00 AM

Consternados e indignados están los habitantes del barrio El Tanque, en el municipio de Arjona, luego que un niño, de 11 años, fuera atacado presuntamente por su padrastro con un arma cortopunzante, en la tarde del lunes.

Según las autoridades, el supuesto victimario responde al nombre de José Luis Jinete Figueroa, de 24 años y oriundo de ese municipio. El hecho ocurrió en la parte trasera de la planta de tratamiento del Acueducto de Arjona-Turbaco.

Habitantes del sector que presenciaron el hecho manifestaron que a eso de las 3:30 p. m., José Luis estaba en su casa y empezó a discutir fuertemente con su mujer. Al poco tiempo, en medio del acalorado intercambio de palabras, el hombre agarró un arma cortopunzante y atacó varias veces al menor en la espalda. Al parecer, Jinete Figueroa estaría bajo los efectos de sustancias alucinógenas.

Tras el ataque, familiares auxiliaron al menor y lo llevaron al hospital de Arjona, pero por la gravedad de sus heridas fue remitido a la Clínica Madre Bernarda, en Cartagena. Residentes del barrio dicen que el niño está grave y en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Versión policial

La comunidad alertó a la Policía. Los uniformados llegaron al poco tiempo y aprehendieron a José Luis, dejándolo a disposición de la Fiscalía de Arjona. Según una fuente oficial, un habitante del barrio denunció el hecho, por lo que el presunto agresor fue trasladado a la Cárcel de Ternera.

A los dos días de su captura, el sospechoso fue dejado en libertad por un juez de Control de Garantías porque este no fue aprehendido en flagrancia y tampoco había denuncia en su contra por parte de la familia del menor.

En la tarde de ayer, José Luis Jinete Figueroa regresó al barrio El Tanque, en donde los residentes, molestos porque quedó libre, lo esperaban para lincharlo. En medio del disturbio, la Policía hizo presencia y resguardó al hombre hasta que la situación fue controlada.