No escuchó consejos, salió de su casa y lo asesinaron

21 de febrero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No hay día en que Rosa Flórez no le advierta al penúltimo de sus seis hijos que estar en la vía Perimetral no es buena idea.

Luis Fernando Taborda escucha atento a su mamá, pero el mensaje le entra por un oído y sale por el otro.

En la mañana de este miércoles, eso que tanto teme Rosa, sucede. A Luis lo hallan muerto cerca del colegio Jorge Artel, entre los barrios La Esperanza y La María.

Allí, los curiosos solo mencionan que la víctima vivía en el barrio La Candelaria.

Su adicción

Luis es encontrado bocabajo, a eso de las 5 de la mañana. Tiene más de 17 heridas provocadas con un objeto cortopunzante que, según los investigadores, sería un destornillador. Las heridas más profundas las tiene en el cuello y el tórax, mientras que las otras chuzadas son en la espalda.

¿Qué problema tenía Luis para que acaben con su vida?

Rosa, entre lágrimas, asegura que hace algunos meses su hijo tiene adicción a las drogas, pero el motivo por el cual lo asesinan, lo desconoce.

“Sus amigos yo no los conozco. Se que no son de confiar, pero le advertí una y otra vez que no agarrara para La Perimetral. Nunca me hizo caso”, dice Rosa.

A esto le suma no tener claro cómo ocurre el hecho, pues el ataque, al parecer, no tiene testigos.

¿Pandillas?

Según la Policía, uno de los hermanos de la víctima relata que el crimen sucede por la llamadas “líneas imaginarias”; sin embargo, los uniformados no descartan que sea por una riña con motivos diferentes.

“En el lugar manifiestan que son varios los jóvenes que están en la zona consumiendo droga y luego se conoce de la muerte de este muchacho”, informa una fuente judicial.

Rosa recuerda que su hijo sale de su casa, en el sector Laurina Emiliani, de La Candelaria, pasadas las 11 de la noche del martes. “Vivimos en la misma calle. Él vino a verme, comió y me dijo que se iba a dormir. A las 5 de la mañana de hoy -ayer- nos avisaron de lo sucedido”, explica la mamá de Luis.

Cámaras de seguridad

Los dolientes aseguran que la Policía les habla de los videos de las cámaras de seguridad de la zona. “En ellos se ve que mi hijo camina con tres personas más. Uno de ellos fue interrogado por la Policía para que cuente lo que sabe”, menciona Flórez.

El muchacho habría dicho que si ve en la noche del martes a Luis, pero que después cada quien se va para su casa.

Con discapacidad
Luis Fernando tiene un antes y un después. Hace tres años, cuenta su mamá, el joven es atropellado por un carro y tras el accidente le quedan secuelas mentales. “Los médicos me decían que tenía algo en la cabeza que con el tiempo lo podía dejar demente. Por eso él no trabajaba y por eso los ‘amigos’ hacían con él lo que querían”, expresa Rosa, al tiempo que pide que se haga justicia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS