No escuchó consejos y lo mataron de cuatro balazos

15 de junio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

“A mí lo único que me compone es el plomo”. Esa fue la frase que, según su hermana, Rafael Blanco Caraballo le dijo luego que ella le aconsejara que no siguiera en malos pasos. Sin embargo, el joven no la escuchó y esos “malos pasos” lo llevaron a una trágica muerte.

Rafael fue asesinado a tiros y abandonado en una trocha en el corregimiento de Pasacaballos en la tarde del jueves.

La tragedia que envuelve a la familia del hoy fallecido pareciera no haberlos tomado por sorpresa, pues luego de decir que lo único que lo iba a aquietar era el “plomo”, cualquier cosa podía pasarle. En cierto modo estaban algo preparados para esta situación. Aun así, cuando supieron del hecho, no podían creerlo.

Salió y no volvió

El jueves, a eso de las 2:30 de la tarde, Rafael salió de su casa, en la calle del Campo, del sector El Pantano, en Pasacaballos, sin decir una sola palabra. Nadie en su casa sospechó nada extraño ni pensó en que algo malo pasaría, pues siempre que Blanco Caraballo salía, regresaba.

Esta vez no fue así. Lo que volvió fue una mala nueva.

A eso de las 3:30 de la tarde, un niño entre los 12 y 13 años llegó a la casa de ‘Bejuquito’ como era conocido Rafael, y manifestó que lo habían matado.

Los familiares del hoy difunto, una vez se enteraron, fueron al sector La Pollera y encontraron tendido en el suelo a Rafael, con cuatro balazos.

Aunque nadie quiso decir a ciencia cierta quiénes fueron los responsables del hecho de sangre que enluta a una familia, algunos de los residentes manifestaron que quienes acabaron con la vida del ‘Bejuquito’ fueron unos hombres que se desplazaban en moto.

Al parecer, a Blanco lo llevaron a una zona enmontada los dos sicarios y estando a solas los tres, uno de ellos le propinó cuatro balazos. Dos balazos impactaron en el brazo derecho cuando intentó protegerse, uno más en el pecho y otro en la parte posterior de la cabeza. Su muerte fue en el acto.

Los dos asesinos lo arrastraron hasta el camino de la trocha y emprendieron la huida con rumbo desconocido. Transeúntes que cruzaban por el lugar se percataron del cuerpo y dieron aviso a la Policía, que llegó a los pocos minutos. Posteriormente hizo presencia el CTI de la Fiscalía para realizar la inspección técnica del cuerpo y trasladarlo hasta la morgue de Medicina Legal, además de adelantar las investigaciones del hecho.

“Amenazado”

Raquel Blanco, hermana del hoy difunto, manifestó ayer en la mañana que Rafael Blanco tenía muchos problemas. Afirmó también, que aunque él se desempeñaba como reciclador, siempre tenía problemas con las personas. “A veces llegaba corriendo a esconderse porque se había robado alguna cosa y la Policía venía a buscarlo. Ese vidrio (señalando la ventana) lo partió la Policía”, expresó.

Esa, según Raquel, era su vida a diario. Iba de problema en problema hasta que finalmente perdió la vida como había dicho: “a plomo”.

Las autoridades están investigando los móviles que envuelven la muerte de Rafael, pues no se descarta que pudiera ser por tema de microtráfico, aunque nada está confirmado. El joven asesinado deja una niña de 3 años y dos años atrás prestó el servicio militar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS