“No sé cómo lo mataron, pero andaba en malos pasos”

27 de octubre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hay dolor entre las familias de Carlos Alfredo Hurtado Puello y Yoismer Pinto Julio, pero también posiciones distintas. Los dos jóvenes, quienes eran amigos de toda la vida, fueron asesinados a balazos el martes en la tarde tras ser señalados de intentar cometer un hurto en una finca. Pero mientras que la familia de Yoismer asegura que no cometió ningún robo, parientes de Carlos dicen desconocer los hechos, pero reconocen que “andaba en malos pasos”.

Los parientes de Yoismer, quien tenía 23 años, dicen que era albañil. Vivía en el barrio Las Cocás, en Turbaco, y deja una hija. Era amigo de Carlos desde que era un niño, y este también residía en Las Cocás. “Andaban pa’ arriba y pa’ abajo”, dijo un familiar.
Por su parte, Hurtado Puello tenía 20 años y deja una hija. “Vivía con su abuela. Trabajo formal no tenía, pero hacía labores de albañilería o botaba escombros cuando su abuela lo mandaba. Sabemos que andaba en malos pasos, aunque nunca lo vimos. De lo que robaba nunca llevaba nada a la casa de la abuela”, contó Cecilia Hurtado, tía de Carlos.

Los parientes de Pinto Julio dicen que era un joven sano y que el martes a mediodía, luego de almorzar, dijo que saldría a bañarse en un arroyo en el corregimiento de Cañaveral. El joven partió para nunca regresar, pues, poco después de la una de la tarde, le llegó la muerte.

Una versión deja ver que habría intentado cometer un robo con Carlos en una finca en Cañaveral y que fueron sorprendidos por el vigilante, quien los atacó a balazos. Yoismer murió en el acto tras los impactos que recibió, mientras que Carlos fue llevado por policías al hospital de Turbaco, donde llegó muerto. En el lugar del hecho la Policía halló una cizalla que sería de los difuntos. “Ellos no estaban robando. Además, si los sorprendieron en la finca por qué los encontraron baleados en la carretera, eso se tiene que investigar”, indicó una familiar de Pinto. “A nosotros nos llamaron por teléfono y nos dijeron que fuéramos a ver a Carlos en el hospital porque lo habían baleado. Cuando llegamos, nos enteramos que estaba muerto, pero ya el cuerpo se lo habían llevado para la morgue”, explicó la tía de Hurtado. La Policía Metropolitana sigue investigando el hecho para esclarecer lo ocurrido.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS