Sucesos


No se salvaron de la cárcel

YESSICA SALAS RIVAS

15 de junio de 2011 12:01 AM

Los 17 expolicías capturados por el sonado caso del narcoescándalo fueron asegurados con cárcel ayer en la tarde, luego de una audiencia que se extendió cuatro días y que según abogados, periodistas y gente del común, ha sido la más larga celebrada en el Centro de Servicios Judiciales del Nuevo Sistema Penal Acusatorio desde que empezó a funcionar.
Nunca antes fueron procesadas tantas personas en Cartagena por un sólo hecho.
La Fiscalía le imputó cargos a los exuniformados por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y tráfico de estupefacientes.
La Jueza 11 Penal Municipal con Funciones de Garantías consideró que la condición de agentes de la Fuerza Pública de los indiciados deja ver que tenían pleno conocimiento de la gravedad de los hechos. Además, que como integrantes de la Policía Nacional debían prevenir las acciones penales y no cometerlas.
En la Cárcel de Sabanalarga (Atlántico), La Nueva Esperanza (San Andrés) y el Centro de Rehabilitación El Buen Pastor, en Barranquilla, serán recluidos 15 de los 17 capturados.
El Universal conoció que a los patrulleros Diego Alejandro García Gaviria y Adelaida Ward Róbinson les fue concedida la detención domiciliaria. El primero de ellos por una enfermedad en sus manos y la segunda por no tener quien se haga cargo de sus cuatro hijos, quienes viven en San Andrés.
Los expolicías fueron trasladados anoche a la Cárcel de Ternera, y en los próximos días serían llevados a la prisión que les fue asignada.
Posterior a la medida de aseguramiento, la Fiscalía tiene 30 días para presentar su escrito de acusación, y posterior a este se inicia la etapa de juicio oral.
Pruebas de la Fiscalía
El Universal supo que las pruebas aportadas por la Fiscalía fueron lo suficientemente contundentes para que la Jueza decidiera enviar a prisión a los expolicías.
Entre las pruebas se encuentra el testimonio de un policía encubierto que durante meses infiltró la banda delincuencial integrada por miembros de su misma institución.
Además se aportarán grabaciones telefónicas, incautaciones de cocaína, versiones y movimientos bancarios de los capturados, que supuestamente los incriminan en el delito de tráfico de estupefacientes.
De ser hallados culpables de los delitos que se les acusa, los exuniformados podrían recibir una condena de más de 25 años de cárcel cada uno.
Drama familiar
Dolor, llanto y desconsuelo expresaron los familiares de los 17 expolicías al conocer la decisión de la Jueza.
En el Centro de Servicios Judiciales se vivieron momentos angustiosos especialmente de las madres, quienes no aguantaban las lágrimas al ver a sus hijos esposados y custodiados por sus propios compañeros.
“Es una humillación para nosotros que él tenga esas esposas puestas, para mí es como morir en vida. Él capturaba delincuentes y ahora lo tratan como a uno de ellos”, expresó la madre de uno de los capturados.
Muchos de los allegados se pasaban el día entero en los pasillos del Centro de Servicios Judiciales, esperando un momento para ver a sus familiares o intercambiar un abrazo en señal de apoyo absoluto.
Nadie menciona la palabra culpable, ya que creen en la absoluta inocencia de los exuniformados, y dicen que probarán durante el juicio que se cometió un grave error en su caso.
“Mi hermano es un hombre de bien, él no tenía necesidad de cometer ese hecho. Su sueño siempre fue ser policía y sé que no fue capaz de pasar por encima de sus principios”, dice el hermano de un expatrullero.
La Investigación
Según las pesquisas de los investigadores,  los capturados se dejaron ‘comprar’ por narcotráficantes de San Andrés Islas para sacar en lanchas rápidas la cocaína rumbo a Honduras y Nicaragua, de donde era llevada a los mercados de Estados Unidos y Europa.
Se conoció que cada expolicía tenía supuestamente una función dentro de la organización criminal que supuestamente  lideraba Joaquín Elías Palma Padilla, alias “Palma”.
Algunos laboraban en aeropuertos y dejaban que maletas ‘contaminadas’ salieran de los puertos aéreos.
Otros suministraban información reservada para ‘facilitar’ por acción u omisión el trabajo de los narcotraficantes.
A los expolicías les pagaban millonarias sumas de dinero cuando los dueños de los cargamentos de cocaína ‘coronaban’ un embarque.
Eso quedó claro en una conversación interceptada a un narcotraficante de San Andrés que hablaba del “pago de comisiones a policías por cargamentos de cocaína coronados”.Joaquín

Asegurados

Elías Palma Padilla, expolicía líder de la banda.
Juan Castro Pinto, expolicía.
Marlon Orozco Torres, exsargento.
Diego García Gaviria, expatrullero.
Carlos Róbinson Córdoba, expatrullero.
Absalón Bryan Bryan, expatrullero.
Jairo Petro Nazzith, expatrullero.
John Ramos Torres, expatrullero.
Adel Castro Rodríguez, expatrullero.
José González Casas, expatrullero.
Leyver Vargas Cuenca, expatrullero.
Jefferson Daza Flórez, expatrullero.
Adelaida Ward Róbinson, expatrullera.
Deyda Peña Florez, expatrullera.
Karry Bent Manuel, expatrullera.
Daniel Martínez Rodríguez, exteniente.
Rafael Riaño Flórez, exteniente.

Se ha producido un error al procesar la plantilla.
Invocation of method 'get' in  class [Ljava.lang.String; threw exception java.lang.ArrayIndexOutOfBoundsException at VM_global_iter.vm[line 2152, column 56]
1##----TEMPLATE-EU-01-V-LDJSON----
 
2   
 
3#printArticleJsonLd()
 

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS