Sucesos


Nurys, la heroína de Lo Amador que murió salvando a un niño

La cartagenera fue una de las tres víctimas mortales del accidente aéreo en Cundinamarca.

ZULEIMA BALAGUERA

16 de octubre de 2020 12:24 PM

Tres niños extrañan a su abuela en la calle Las Flores, del barrio Lo Amador, en Cartagena. La recuerdan amorosa, entregada y detallista. Aunque hoy la ven en un ataúd y la acompañan a su última y fría morada, no dejan de recordar su calurosa sonrisa.

Están tristes, pero se sienten orgullosos de su abuelita paterna, porque saben que murió pensando en el bienestar de los suyos y cuidando a otro niño, al que también consideraba un nieto.

La cartagenera Nurys del Carmen Maza Bertel, de 68 años, falleció en la tarde del martes en un accidente aéreo en el municipio de Ubaté, Cundinamarca, cuando viajaba en una avioneta con Fabio Grandas, un médico bogotano; la esposa de él Mayerli Díaz Rojas y su hijo de un año. Nurys y la pareja fallecieron, el menor sobrevivió, al parecer, porque la cartagenera lo protegió con su cuerpo.

“Segunda familia”

Su familia en Lo Amador no sale del asombro y el dolor. Para todos, Nurys era la mejor madre, abuela y trabajadora. Desde hacía 15 años vivía en Bogotá, donde siempre laboró como niñera u otros servicios de hogar. Tenía tres años trabajando para la familia Grandas Díaz.

“Mi mamá trabajaba como interna, prácticamente vivía con ellos y se convirtieron en su segunda familia, ellos también la querían mucho. Venía a Cartagena en vacaciones y le encantaba compartir con sus nietos, era su prioridad. De sus jefes hablaba cosas muy lindas y al niño lo adoraba”, contó Jair Pérez Maza, de 32 años, hijo único de Nurys, patrullero de la Policía Nacional.

Agregó que “ella se ganó el cariño y la confianza de sus jefes, por lo que se la llevaban para todas partes. Mi mamá fue a muchos lugares del país, conocía muchos sitios y era una excelente cocinera”.

Yasmina Luna, nuera de la víctima, aseguró que Narys daba amor de madre a todo el mundo. “Era un excelente ser humano, haciendo sentir a todos como un hijo más. Los medios dicen que el niño sobrevivió gracias a que ella lo protegió con su cuerpo y yo pienso que así fue, ella estaba cerca de él y lo quería mucho”, apuntó.

Añadió que “la última vez que hablamos con ella fue el lunes, cuando charló con sus nietos. Mi hija le mostró que estaba cocinando unas tortas y ella estaba feliz. Este año iba a venir en diciembre”.

Estable

El menor está en una clínica de Bogotá, recuperándose de los golpes, mientras que hoy es el sepelio de Nurys en Cartagena. La información que han suministrado medios bogotanos es que la cartagenera estaba en los puestos traseros de la avioneta, junto al niño y que, al ver que se precipitaba al suelo, lo cubrió con su cuerpo.