Ordenan captura de violador condenado a 45 años de prisión

20 de julio de 2019 12:00 AM
Ordenan captura de violador condenado a 45 años de prisión
Según una psiquiatra forense, el relato de la víctima es consciente y coherente con todas las manifestaciones que ha dado tanto a la Fiscalía como en Medicina Legal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La condena es ejemplarizante. Alberto Juan Campillo Santana tiene 43 años y deberá pasar 45 años en prisión tras ser condenado por abusar sexualmente de una niña de 6 años en 2012 en Cartagena.

El Juez Quinto Penal del Circuito de Cartagena con funciones de Conocimiento lo ha encontrado culpable de los delitos de actos sexuales con menor de 14 años agravado y explotación sexual comercial con menor de 14 años agravado.

El relato

El domingo 10 de noviembre de 2012, la madre se entera del infierno en el que su niña queda sumergida. Ese día, la menor le cuenta a una tía que Alberto Campillo le está ofreciendo dinero para que se deje tocar sus partes íntimas y guarde silencio cuando están en la casa de los abuelos paternos de ella.

La tía queda muy conmocionada y, sin dudarlo un segundo, toma la decisión de decirle a la mamá de la niña ese mismo día.

Al caer la noche de ese domingo, la menor le confirma que Campillo “cada vez que la veía en el segundo piso, la pretendía, la agarraba de la mano y quería accederla carnalmente, y que si no se dejaba, ella -mamá- y su papá se iban presos”.

Esa amenaza se la repite una y otra vez por varios días para obligarla a tener contacto sexual con él. “Le mostraba uno o varios billetes de dos mil pesos para que se dejara tocar todo el cuerpo. Para que se dejara manosear y meter el pene”, dice la progenitora.

La niña le manifiesta a sus parientes que “sintió que una vez alcanzó a penetrarla”.

La mamá de la niña no podía cuidarla durante el día por su trabajo. Por eso siempre la dejaba en casa de sus exsuegros, en donde Campillo abusó sexualmente de ella.

“Aprovechaba que su abuela no estaba o que bajaba a hacer el desayuno y le tocaba sus partes íntimas. Él pasaba todo el día en la casa porque trabajaba por las noches como montacargas en una empresa en Mamonal”, indica la mujer en el relato ante un juez.

La decisión

Luego de que la niña repite su mala experiencia en un estrado y su testimonio es corroborado por su mamá y la psiquiatra forense de Medicina Legal, Campillo es condenado.

La especialista también comparece al estrado, indicando que el relato es consciente y coherente con todas las manifestaciones que la menor ha dado tanto en la Fiscalía como en Medicina Legal, y a su madre.

Por su parte, la magistrada Patricia Salazar Cuellar, de la Corte Constitucional y Corte Suprema de Justicia, indica que el testimonio de la niña debe ser valorado por su espontaneidad y que es muy difícil que una menor que no haya sido víctima de abuso sexual cuente con tanto detalle y precisión lo que le sucedió.

La psiquiatra forense también dice que en un futuro la menor podría no manejar una sexualidad adecuada, debido a que tiene una alteración psicosexual por los hechos negativos que le ocurren a tan corta edad.

Lo que le espera

A Alberto Campillo Santana le niegan la suspensión condicional de la ejecución de la pena privativa de la libertad, la prisión domiciliaria y la vigilancia electrónica al estar involucrada como víctima una menor de edad. En el mismo fallo, el Juez Quinto Penal con funciones de Conocimiento ordena la captura del procesado para que sea trasladado a la Cárcel de Ternera o el establecimiento que disponga el Gobierno a través del Inpec.

Así mismo, el juez dice que contra la presente decisión procede el recurso de apelación y que el procesado también es condenado a la pena accesoria de inhabilidad en ejercicio de derechos y funciones públicas por el término de 20 años.

Alberto Campillo Santana, dice el juez en su fallo, reside en el barrio Las Palmeras.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS