Sucesos


Pastor intenta revivir a víctima de accidente de tránsito

ADRIANA DE LA CRUZ PALLARES

07 de diciembre de 2012 12:01 AM

Jairo Tetais hacía un giro prohibido en la Transversal 54 y chocó con otra moto. Murió en el acto pero un pastor trató de resucitarlo.
El pastor Jimmy, conocido popularmente por predicar con la ayuda de un megáfono en las plazas del Centro de Cartagena protagonizó una escena surrealista ayer en la tarde, cuando intentó realizar la resurrección de la víctima de un accidente de tránsito.
Giro prohibido
Era la 1:40 de la tarde de ayer, Jairo Tetais se movilizaba en su moto Honda de color negro y placas ZVH 92A por la Transversal 54 en sentido hacia el Centro de la ciudad. Cuando avanzaba a la altura del barrio Ceballos, intentó hacer un giro de U después del puente peatonal sin percatarse que otra moto, de placa GIA 46B, que era conducida por Yeskin José Olivera Madera iba por ese carril.
La moto de Jairo fue golpeada en el costado derecho por la otra moto lanzándolo hacia el pavimento.
Testigos del hecho indicaron que Tetais Polanco no llevaba el casco puesto por lo que el golpe seco contra la carretera produjo la muerte de manera inmediata. Un trauma en la cabeza se lo llevó de este mundo.
Por su parte, Yeskin José fue llevado a la Clínica San Juan de Dios con golpes en diversas partes del cuerpo.
Se riega la noticia
Varios mototaxistas que se encontraban en el lugar identificaron al hombre de 52 años y fueron hasta Escallón Villa, donde vivía a dar la mala noticia.
Eran las 2:30 de la tarde cuando llegaron varios familiares de Jairo Tetais al lugar de los hechos y se encontraron con el cadáver del hombre en medio de la carretera, ya no había nada que hacer, solo estaban a la espera de que llegara el CTI a realizar las labores de levantamiento.
En medio del gentío apareció Jimmy, un pastor cristiano que predica megáfono en mano por las plazas del Centro, y en medio del dolor de los familiares del fallecido pidió entrar a hacer oración.
Pero la idea del pastor iba más allá. La prédica pronto se convirtió en un llamado al Señor a que resucitara a Jairo Tetais. Los familiares pronto se unieron en oración y entre las lágrimas pidieron por que el cadáver reviviera.
De pronto, y ante el asombro de los presentes, se indicó que cuerpo había movido un a pierna y un brazo y comenzó una estampida humana.
Varias personas rompieron la cinta de custodia e ingresaron a la escena del accidente para constatar con sus propios ojos el supuesto milagro, otros por el contrario huyeron espantados.
Los agentes de la policía que se encontraban en el lugar llamaron inmediatamente a una ambulancia para que los paramédicos constataran los signos vitales de Tetais Polanco.
Sin embargo, a la llegada del cuerpo médico y de los agentes del CTI se pudo confirmar el deceso del hombre y se realizaron las diligencias del levantamiento del cuerpo.
Era tendero
Poco se sabe del destino que tenía Tetais o la razón por la que hizo el giro prohibido, lo que se conoció fue que era un hombre muy querido en Escallón Villa donde vivía desde los inicios de ese barrio.
Jairo vivía en la calle Rafael Núñez de ese sector, donde atendía la tienda Súper Punto.