Peleas, muertes y fuego en Turbaco

18 de julio de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La intolerancia, la ira y la sed de venganza gestaron una serie de hechos lamentables en el sector La Mina, en Turbaco. Una riña sangrienta, que empezó el domingo en la noche y terminó ayer en la tarde, dejó un saldo de tres muertos y varios heridos. También destrozos en el hospital del municipio y una casa quemada.

La reyerta empezó el domingo, poco después de las 7 de la noche, cuando en varias partes del municipio había festejos en honor a la Virgen del Carmen. La Policía Metropolitana señaló que se trató de un enfrentamiento entre dos pandillas enemigas.

En ese momento, Danis Cárdenas Figueroa, de 35 años, llegó al sector La Mina, donde vivía. Sus familiares aseveran que no estaba peleando y que llegaba a bordo de una mototaxi cuando se dio cuenta de la riña. “Él bajó de la moto y se quedó en una esquina viendo lo que pasaba. Ahí fue que le dieron un balazo en el abdomen”, indicó José Cárdenas, padre del baleado, quien además señaló que quien le disparó a su hijo es un sujeto al que llaman ‘el Pombo’.

A Danis lo llevaron al hospital de Turbaco, pero allí murió instantes después. La reyerta seguía en su furor y con ella hubo más tragedias. Cerca de las 9 de la noche del mismo día, Carlos Taborda Llerena llegó al sector.

Los suyos dicen que acababa de salir de su casa en el sector La Manga (que está junto a La Mina). “Iba a visitar a su novia que vive en la Mina, pero se encontró con la pelea. Quedó en la mitad y le dieron un balazo en la cabeza, que le causó la muerte casi en el acto. Al enterarse de lo ocurrido, Fabián Taborda, hermano de Carlos, llegó al sitio.

Empezó a llorar al ver a su hermano empapado en sangre, pero sacó fuerzas y lo cargó. Lo llevó al hospital de Turbaco, donde confirmaron que no tenía signos vitales.

Pese a ello, familiares del difunto se empeñaban en que lo atendieran y como no lo hicieron, causaron destrozos en el hospital.

“Los pandilleros intimidaron al personal médico y paramédico que atendió la emergencia. Causaron destrozos a la infraestructura y mobiliario hospitalario, entre ellos un carro para atención de paro cardiorrespiratorio, ventanas, puertas, abanicos y el vidrio panorámico de una de las ambulancias que afortunadamente pudo ser movida por personal de la ESE.

Ante la agresión, los dos policías adscritos a la estación de Turbaco que prestaban servicio de guardia en el hospital se vieron sobrepasados por la veintena de pandilleros que participaron de las destructivas acciones en contra del personal y elementos hospitalarios, y estuvieron obligados a solicitar refuerzos, con cuya ayuda y gases lacrimógenos, se pudo controlar la situación.

Hasta el mediodía del lunes era imposible permanecer en la sala de urgencia y de parto por el olor de los gases lacrimógenos. Por lo menos hasta este martes 18 de julio estarán cerrados los servicios de atención de urgencias del hospital de Turbaco”, indicó la Secretaría de Salud de Bolívar.

Aunque los parientes de las víctimas fatales dicen que no peleaban, las indagaciones de la Policía Metropolitana dejan ver que sí lo habrían hecho y que pertenecerían a pandillas enemigas del sector La Manga y ‘los Pompos’. También, que los difuntos eran conocidos por los sobrenombres de ‘el Golero’ y ‘el Cangrejo’.

Pero la confrontación no terminó el domingo. Ayer en la mañana ocurrieron otras confrontaciones entre las pandillas que a mediodía llegaron a un punto álgido.

Las indagaciones de la Policía Metropolitana indican que a esa hora pandilleros del sector La Manga fueron hasta Las Cocás en busca de venganza y como retaliación por los hechos ocurridos el domingo, quemaron tres casas. Las viviendas estaban deshabitadas, pues sus ocupantes previeron lo que se venía.

“Bomberos llegaron al lugar acompañados al lugar por policías de Turbaco, pero los uniformados fueron recibidos a bala y debieron devolverse. Tuvieron que esperar refuerzos de Cartagena para poder ingresar al sector Las Cocás y tomar el control. Luego, los bomberos pudieron controlar los incendios”, indicó una fuente policial.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS