Piden mano dura contra presunta raptora de bebé en Turbaco

28 de noviembre de 2014 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Judith Orozco Cerón llegó hace unos seis meses al callejón Berlín del sector Camino del Medio, en el barrio Líbano. La mujer, de 29 años y contextura gruesa, vivió alquilada en un apartamento y hace dos meses se mudó a otro más pequeño que está dentro de una casa del mismo sector, donde residen varias familias (una especie de vecindad).

Allí vivía con su marido y sus dos hijos, un niño de 10 años y una niña de 13. Todo parecía normal en la vida de la familia.

Vecinos cuentan que aunque no aparentaba estar embarazada, ella aseguraba que sí. Dicen que a finales de septiembre se fue a Barranquilla y que regresó en octubre con vendajes en las muñecas y caminando despacio, como adolorida, diciendo que había parido en la Arenosa el 29 de septiembre. Según los mismo vecinos, explicó que no había traído a su hija a Cartagena porque esta había nacido con problemas en los pulmones y que por eso la dejaron hospitalizada.

“Ella volvió a irse para Barranquilla porque dijo que tenía que atender a su hija. Regresó en noviembre, el día del Bando, pero ese mismo día en la noche se volvió a ir”, relató un habitante de Líbano.

En el sector no supieron más de Judith, pero en Turbaco comentan que llegó a esa población el domingo pasado y que se quedó a dormir en una gallera junto a tres hombres. “Allí pasó dos noches, pero a la tercera el dueño del lugar echó a los hombres y solo le permitió dormir allí a ella”, relató un habitante del municipio.

REGRESO INESPERADO

En Líbano solo supieron de Judith hasta el miércoles en la noche, cuando llegó a su vivienda con una niña en brazos, diciendo que era su hija.

“Algunos tuvimos sospechas de que no era hija suya, porque ella y su marido son blancos y la bebé es morena”, relató un vecino.

Según dijeron vecinos, Judith habría querido hacerle creer a su marido que la niña era suya, porque tenía problemas con él y así habría pretendido salvar su relación.

La misma noche del miércoles, Judith hizo un festejo en su casa, porque su hijo menor cumplía años, pero la alegría en su hogar terminó ayer en la mañana cuando vecinos notaron que algo no andaba bien. En los medios de comunicación, vieron el caso de una bebé de unos días de nacida que fue raptada en Turbaco. Al observar las imágenes del hombre y la mujer que presuntamente raptaron a la menor, reconocieron de inmediato que Judith era esa mujer y varios llamaron a la Policía.

“Fueron 12 llamadas las que recibimos de la posible ubicación. Hicimos un proceso de descarte hasta que dimos con la casa en la que hallamos a la menor y a la mujer”, señaló el coronel Carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena. Precisamente, esa casa era la de Judith, que de inmediato fue aprehendida por miembros del Gaula, que en menos de 18 horas resolvieron la situación.

En medio de la captura se vivieron escenas lamentables, pues la hija mayor de la mujer le reprochaba su presunto delito. “Me engañaste, por qué me hiciste esto, me engañaste, eres una delincuente”, le gritó a Judith la niña, que no asimilaba lo que pasaba.

QUERIAN LINCHARLA

Mientras tanto, en las  afueras de la vivienda una multitud esperaba con la intención de linchar a la supuesta raptora. Por eso, fue necesario que un gran número de policías y agentes antimotines llegaran al lugar, y solo así lograron sacar a la mujer en una patrulla. Ayer mismo la Policía la dejó a disposición de la Fiscalía General.

El sujeto que acompañaba a Judith y que habría participado en el secuestro está huyendo. En Líbano dicen que es apodado ‘el Sadán’ y que vive en el sector Foco Rojo de Olaya Herrera. También comentan que tiene problemas psiquiátricos.

EL RAPTO

De la bebé raptada se conoció que nació el 3 de noviembre en el puesto de salud de Turbaco. Sus padres viven en un sector deprimido de ese municipio, al que llaman El Caminito, en un pequeño cuarto construido con láminas de zinc. La bebé es la menor de los 4 hijos de la pareja, cuyos otros hijos tienen 5, 4 y 2 años.

El miércoles en la mañana, la madre de la bebé, una joven de 22 años, la llevó al centro de salud del pueblo a una cita médica. “Allí se encontró con una mujer que era acompañada por un hombre. La mujer empezó a hablarle y se ganó su confianza. Le dijo que le podía ayudar a cargar a su bebé y hasta la acompañó a su casa (al sector El Caminito)”, relató una sobrina de la madre de la recién nacida.

Luego, la madre de la menor salió junto a la desconocida y a su acompañante hacia un almacén. La extraña, que sería Judith, le prometió la madre de la pequeña regalarle ropa. “Estaban en el almacén y esa mujer (Judith) tenía cargada a la bebé. En un descuido, la mujer salió corriendo y se llevó a la bebé”, contó la misma sobrina de la madre de la recién nacida, quien aseguró que el hombre que acompañaba a la raptora agarró a la madre de la bebé para evitar que siguiera a la raptora de su pequeña. Luego, el hombre huyó.

El hecho ocurrió cerca del mediodía del miércoles y la Policía indicó que solo tres horas después, la familia denunció el rapto.

Tras el secuestro de la menor, el Gaula de la Policía Metropolitana de Cartagena empezó los operativos y ayer, poco después de las 6 de la mañana, resolvió la situación, hallando a la bebé y atrapando a la presunta raptora. La mujer deberá enfrentar un proceso judicial por secuestro simple. Ayer se esperaba que fuera llevada ante un juez de Garantías.

La familia de la bebé pidió mano dura contra esta y esperan que atrapen al sujeto que la acompañaba. Antes de ser raptada, la bebé de 24 días de nacida no tenía nombre. Ayer, por su pronta recuperación, sus padres decidieron que la bautizarán con el nombre de Milagros. Sus parientes están felices.

BAJO CUSTODIA DEL BIENESTAR

Ayer al mediodía, la Policía entregó al Instituto de Bienestar Familiar a la bebé, en la estación de la institución en Turbaco, para que a la menor le fueran restablecidos sus derechos.

Bajo la custodia del instituto también quedaron los otros tres hijos de la madre de la recién nacida. Ninguno de los cuatro menores están registrados y revisarán las condiciones de salud en las que se encuentran.

“No le estamos negando a la mamá su derecho de madre pero hay que cumplir los procedimientos. La madre va a ver a su hija y luego se le van a hacer exámenes médicos a la menor. Se restablecerán sus derechos y luego será entregada en su seno familiar”, dijo María Sánchez, encargada de la dirección regional Bolívar del ICBF.

"Pusimos todos los esfuerzos y con el apoyo de la comunidad logramos recuperar a la bebé en muy poco tiempo. Fue un gran trabajo, una operación exitosa”, dijo el coronel carlos Rodríguez, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.
 

CASO PARECIDO

En junio de 2013, la Policía capturó a Yajaira Castro. La mujer se habría hecho pasar por enfermera de la Casa del Niño. Es señalada de robar a un bebé, que fue recuperado. Luego, fue llevada ante un juez de Garantías, que la aseguró por el delito de secuestro agravado. La mujer está a punto de ser condenada. Podría enfrentar una pena de entre 12 y 20 años de prisión. Está internada en la Cárcel de San Diego.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS