Sucesos


Policía dio de baja a joven

REDACCIÓN SUCESOS

22 de febrero de 2011 12:01 AM

La muerte de Eliécer Rico Puerta tiene enfrentados a sus familiares con la Policía.
 El joven, de 26 años, fue dado de baja por la Policía en confusos hechos que ocurrieron en el barrio 20 de Julio, el domingo a las 8 de la noche. Según la Policía, varias patrullas llegaron al mencionado barrio a verificar la información entregada por la comunidad, que daba cuenta de que dos hombres armados que estaban en una motocicleta rondaban por los alrededores de un establecimiento comercial.
Presuntamente, al notar la presencia de la Policía, el parrillero de la motocicleta sacó un revólver y disparó contra los uniformados para evitar su captura.
Los policías reaccionaron y se enfrentaron contra los presuntos delincuentes, quienes dice la Policía, estarían buscando a un sujeto para asesinarlo.
El enfrentamiento  entre la Policía y los dos sujetos duró poco. El parrillero de la moto, identificado como Pedro Luis Licona Periñán alcanzó a huir, mientras que Eliécer Ríos, quien supuestamente la conducía, recibió 4 disparos.
Familiares y amigos de Ríos lo recogieron del sitio y lo llevaron en un taxi al CAP de La Esperanza.
Patrullas de la Policía fueron desplegadas en la zona para evitar represalias contra los uniformados que participaron en el operativo, y para dar con el paradero de Licona Periñán, de quien se dice presenta una herida en el brazo izquierdo.
Entre tanto, en el CAP de La Esperanza los médicos intentaban realizar lo que parecía imposible. El joven recibió un disparo en la cabeza, otro en el brazo derecho, uno en una de sus manos y el otro en la pierna izquierda.
Por la gravedad que presentaba, Ríos Puerta fue remitido a la Clínica Ami, donde falleció en la madrugada de ayer.
Según el subcomandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, coronel Fernando Murillo, en el lugar de los hechos fue hallado un revólver calibre 38, con el que los dos jóvenes se habrían enfrentado con los uniformados.
“En el lugar encontramos un revólver, y según la información que hemos recopilado, el sujeto que alcanzó a huir también estaba armado. A él lo acorralamos en una casa, pero la comunidad impidió que lo capturáramos y se nos escapó. Tenemos buenos indicios de su paradero”, dice el oficial.
“Fue un homicidio”
Orlando Ríos, padre de la víctima, dice que su hijo, quien se dedicaba al mototaxismo, se encontraba cerca de su casa en el barrio La Paz cuando llegó Pedro Licona pidiéndole que lo llevara a un lugar.
“Mi hijo le dio la moto para que él manejara y se fueron. La mujer de Eliécer le preguntó para dónde iban, pero él sólo sonrió y se fue. Al rato nos vinieron a avisar que la Policía le había disparado y que estaba en la clínica”, dice Orlando Ríos.
Otro familiar de la víctima  dice que quien estaba armado era Pedro Licona, y le pidió a Eliécer que lo acompañara a un barrio a buscar a un sujeto que le robó una cadena.
“Ellos salieron como que a buscar al que tenía la cadena. En el camino se encontraron con la Policía, y seguro que como iba armado Pedro no quiso parar. La Policía empezó a disparar y como Eliécer iba de parrillero le dieron fue a él. Cuando se cayó de la moto un policía lo remató en el piso. Ni siquiera al verlo así lo llevaron al hospital, fue un amigo que lo llevó en un taxi. Pedro alcanzó a irse antes de que lo cogiera la Policía”, explica la familiar.
Ríos Puerta tenía varios años de ser mototaxista, y deja una niña de 6 años. Su cuerpo es velado en su residencia en el barrio La Paz.
 Otra versión de lo ocurrido
Otra versión de lo ocurrido la tiene la compañera de Eliécer Ríos. Ella dice que fue Pedro Licona, quien le contó lo que había pasado.
“Lo que me dice Pedro es que ellos salieron a dar una vuelta en la moto y se encontraron con una pelea entre los pandilleros de la calle Florida de San Francisco y los del barrio 20 de Julio. Los de San Francisco los iban a agredir y Eliécer les dijo que ellos no estaban peleando, que los miraran. De repente llegó la Policía y cuando los vieron a ellos empezaron a disparar. Eliécer alzó los brazos y dijo que él no estaba armado, pero aún así un policía le disparó en la mano. Cuando cayó al piso, le dio 3 tiros más”, dice la mujer de Ríos Puerta.
La compañera sentimental añade que el joven nunca se enfrentó con la Policía, y que el revólver que encontraron no era de su propiedad.
 “Pedro me cuenta que él se fue porque los policías lo querían matar también. Que sólo tiene una herida en uno de sus brazos, pero que está bien”, añade la mujer.



 

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS