Sucesos


Policía investiga: en Galerazamba, comerciante recibe cuatro balazos

Los hechos fueron esta mañana y el reporte es que su estado de salud es crítico. Reside en Juan de Acosta (Atlántico) y lo identifican como Manuel Esteban Redondo Arteta.

REDACCIÓN SUCESOS

07 de abril de 2021 03:17 PM

Un ataque sicarial ocurrió en la mañana de hoy en inmediaciones del corregimiento de Galerazamba (Santa Catalina, norte de Bolívar) y dejó herido a un hombre identificado como Manuel Esteban Redondo Arteta, de 71 años y oriundo de Juan de Acosta (Atlántico).

Sobre Redondo Arteta se conoció que es comerciante y permanentemente circula sobre esta zona, en ambos departamentos, distribuyendo pescados. Además, se dice, que tiene una tienda en el corregimiento de Bocatocino, zona rural de Juan de Acosta, donde también reside.

Hasta el momento se manejan dos versiones sobre el hecho. Una, que se trataría de un hecho sicarial dirigido en su contra y la otra es que sería un robo, pues la moto en la que frecuentemente se movilizaba no aparece. Serán los investigadores de la Policía quienes determinarán exactamente qué fue lo que sucedió.

Los sicarios en moto lo interceptaron siendo cerca de las 7 de esta mañana y lo hirieron en cuatro oportunidades. Recibió dos balazos en el abdomen, uno en la pierna derecha y otro en el pecho.

Personas que pasaban por el lugar lograron verlo tirado sobre la vía y de inmediato llamaron a las autoridades, que lo trasladaron al hospital de Juan de Acosta. Posteriormente fue remitido a la clínica Reina Catalina de Baranoa ante la gravedad de las heridas. Su estado de salud es crítico, se informó.

Matan a familiar

El pasado lunes 29 de marzo, en el corregimiento de Bocatocino, un hombre fue asesinado por sicarios que se movilizaban en moto. La víctima fue identificada como Ramiro Rafael Redondo Reales, de 45 años, sobrino de Manuel Esteban Redondo.

Redondo Reales recibió un balazo en la cabeza, otro en el brazo izquierdo y el último en el flanco derecho. Su muerte fue en el acto.

Justo en ese momento, cuando los asesinos le dispararon al hombre, el hijo de Ramiro, de 9 años, resultó herido en su rodilla derecha, por lo que fue auxiliado por familiares y llevado al Hospital de Juan de Acosta, para luego ser remitido a la Clínica Reina Catalina de Baranoa.