Policía tiene pistas sobre autores de doble crimen en Cantaclaro

04 de diciembre de 2019 09:47 AM
Policía tiene pistas sobre autores de doble crimen en Cantaclaro
Según el comandante de la institución, coronel Marcos González, al menor de 15 años lo habían ido a buscar días antes, al parecer los mismos hombres que perpetraron el crimen.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La Policía Metropolitana de Montería tiene pistas claras sobre los autores del crimen de los jóvenes Juan Carlos Herrán Martínez y Diego Fernando Cárdenas Cardona, ocurrido en el barrio Cantaclaro, populoso sector de Montería.

De acuerdo con lo señalado por el comandante de la institución, coronel Marcos González, al menor de 15 años lo habían ido a buscar días antes, al parecer los mismos hombres que perpetraron el crimen.

“Nos informaron que varios jóvenes habrían ido a buscar al menor al colegio y lo agredieron y allí se generaron unas amenazas, finalmente terminan con este lamentable crimen donde también asesinan al otro joven que trató de ayudarlo”, indicó el oficial.

Señaló así mismo que los testimonios entregados por algunos testigos, han permitido establecer los móviles y autores del crimen y se están adelantando las órdenes de capturas correspondientes.

Con relación a las edades de las víctimas se dijo que Herrán tenía 20 años y Cárdenas 15. Este último sindicado de cometer varios robos y de consumir sustancias alucinógenas.

Lea aquí: Asesinan a dos menores en Montería

Trató de salvarlo

Los familiares de Juan Carlos Herrán dijeron que estos crímenes son el resultado de la intolerancia y de la guerra entre pandillas que se ha desatado en el sector de Cantaclaro.

Indicaron que su hermano vivía de hacer tatuajes y descartaron que se tratara de un expendedor de alucinógenos, como rumoraron en la ciudad.

También aseguraron que lo único que hizo fue tratar de evitar que los sicarios asesinaran al menor de 15 años, Diego Fernando Cárdenas Cardona, a quien llegaron a buscar cuando se encontraban sentados en una banca, en la esquina del parque del sector La Unión.

Se había graduado hace poco en el colegio Cristóbal Colón y en las noches se dedicaba a su taller de tatuajes. Ese día salió a encontrar la muerte, pues no acostumbraba a salir.

“Solo quiso interceder para que no mataran al menor y les dispraraon a los dos”, señalaron sus familiares, luego de reclamar su cadáver en la sede de Medicina Legal para darle cristiana sepultura.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS