Sucesos


Por robarle una cadena, joven es asesinado en Olaya Herrera

Ocurrió en el sector Central de dicho barrio. Su familia exige justicia.

ZULEIMA BALAGUERA

06 de agosto de 2020 03:38 PM

Los deseos de progresar y sacar a su familia adelante con su trabajo motivaron a Cristian Martínez, de 24 años, y residente en el municipio de Clemencia, a venir con frecuencia a Cartagena para laborar en construcción.

Era común verlo trabajar por días pero, a raíz de la pandemia, decidió mudarse a esta ciudad y, desde aquí, aportar a su familia para su sostenimiento.

Entre trabajos, confinamiento, amigos y familiares transcurrían sus días en el sector Central, del barrio Olaya Herrera, donde residía junto a varios familiares, pero todo acabó de la manera más vil e inesperada en la noche del pasado sábado.

Triste noche

“Eran como las 11 de la noche y Cristian, junto a un amigo, decidieron salir a comprar unas cosas en un lugar cercano a la casa. Cuando iban caminando por la calle El Baritillo, tres sujetos los rodearon y uno de ellos, a quien le dicen ‘Ferney’, le quitó a la fuerza una cadena de plata de Cristian.

“Él opuso resistencia, no quería que estos sujetos le quitaran algo que compró con sacrificio, así que ese tipo sacó un arma de fuego y le disparó. Pienso que resistirse al robo fue un impulso involuntario porque mi primo no iba a enfrentarse a esos hombres armados”, contó Ana, familiar.

Agregó que “Cristian era una persona que trabajaba, que no se metía con nadie, su único pecado fue ponerse una cadena de plata. De los sujetos que le hicieron esto sé que son del sector Las Marmotas y que están identificados. Ya hicimos la denuncia ante la Fiscalía. La cadena se pudo recuperar porque la comunidad, al escuchar el disparo, salió para defender a mi primo y los ladrones, en la huida, dejaron caer la cadena”.

Ana añadió que ayer recibieron el cuerpo de su familiar y que fue llevado a Clemencia para recibir cristiana sepultura.

“Mi primo no merecía morir así, esos sujetos también pudieron agredir al amigo de mi familiar, un muchacho que se dedica a la vigilancia y que tampoco está en problemas. Le digo a estas personas que basta de robar las pertenencias de los demás y no conforme con eso, ahora les quitan la vida”, apuntó con profunda tristeza.