Por tropezón y en sicariato, asesinan a bala a 2 hombres

04 de marzo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Intolerancia y sicariato. Bajo esas dos informaciones se investigan las circunstancias que rodean dos asesinatos que ocurrieron ayer, a la misma hora -2:30 a. m.-, en el barrio Olaya Herrera y el corregimiento de La Boquilla.

Fabio Andrés Barrios Tirado sangra por su pecho. Lo llevan en una moto al CAP de Olaya, pero por más esfuerzos que hacen los médicos, su corazón deja de latir. Justo en ese instante también se despide de este mundo José Armando De Arcos Hernández en el centro de salud de La Boquilla.

Ellos son víctimas de una riña y un sicariato.

Un tropezón

La intolerancia parece no dar tregua en la Heroica. Eso es lo que manifiesta Miguelina Tirado, la mamá de Fabio, y quien en la mañana de ayer, en medio de su dolor, cuenta lo poco que sabe de la desgracia que embarga a su familia.

La mujer relata que el mayor de sus hijos -Fabio Andrés- bebe licor desde la tarde del sábado. A eso de las 11:30 de la noche llega a su casa, en el sector Ricaurte, callejón Yanes, y aunque parece que va a dormir, en realidad lo hace para cambiarse el suéter.

“Yo estaba dormida, pero mi mamá me dijo que él llego diciendo: ‘abuela, te traje una salchipapa, cómetela’. Luego se cambió el suéter y volvió a salir”, cuenta Miguelina.

Fabio sale para seguir departiendo en un estanco cerca de su vivienda, y es allí donde se topa con la muerte. “Me dicen que en ese lugar, un hombre al que llaman ‘Harry Potter’ lo tropezó. Mi hijo le reclamó por eso, pero después del cruce de palabras, ‘Harry’ se fue”, menciona la mamá de la víctima.

Todo parece quedar así, pero ‘Harry Potter’, según testigos, regresa al lugar con una persona más y en moto.

“Bajó de la moto y convidó a pelear a Fabio. Cuando mi hijo se quita el suéter para pelear, ese hombre le disparó al corazón”, dice entre lágrimas Miguelina.

“Los que estaban en el lugar me dijeron que quien conduce la moto en la que huye ‘Harry Potter’ es uno de mis sobrinos”, asegura Tirado.

En La Boquilla

Mientras la muerte de Fabio llega en un estanco, la de José Armando sucede en momentos que está sentado con su novia en un andén del sector La Esquina Caliente, en La Boquilla.

De Arcos Hernández está bebiendo con la chica cuando de la nada aparecen dos sujetos en moto. El parrillero le dispara al cuello.

“Lo llevaron al puesto de salud enseguida, pero cuando llegó estaba muerto. No sabemos por qué ni quién está detrás del crimen”, dice con tristeza Jaris De Arcos, papá de José.

Jaris indica que en la calle donde ocurre el crimen hay cámaras de seguridad y que guarda la esperanza de que la Policía encuentre en esos videos indicios de los homicidas.

De Fabio se conoce que trabajaba como albañil y era el mayor de dos hermanos.

Trabajadores

Los familiares de Fabio Andrés Barrios, de 28 años, dicen que él se dedicaba a la albañilería y aseguran que no andaba en malos pasos. No tenía hijos y vivía con su mamá cerca de donde lo asesinaron.

De José De Arcos, sus parientes manifiestan que como nativo de La Boquilla era un buen pescador y se la pasaba la mayor parte del tiempo en esa actividad. Tampoco le conocían de enemigos o amenazas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS