Sucesos


¿Qué pasó con el presunto feminicida de Rosmery?

Aunque un juez de Garantías avaló el procedimiento de captura de Carlos Medina Dorantes, no lo han podido presentar en audiencia de imputación de cargos porque sigue hospitalizado.

EDWIN TORRES PADRÓN

14 de enero de 2021 12:00 AM

Bajo custodia policial, sin decir una palabra y recuperándose de las múltiples heridas que se causó con el mismo cuchillo que utilizó presuntamente para causarle la muerte a su pareja sentimental, Rosmery Margarita Pérez Torres, sigue en el Hospital Universitario del Caribe Carlos Medina Dorantes.

Hoy se cumplen ocho días del feminicidio que ocurrió el pasado jueves 7 de enero en una habitación de alquiler para pensionados de un inmueble de cuatro pisos en el barrio El Espinal.

Lácides Durán es exposo de Rosmery y bastante allegado a la familia de ella. Ha estado pendiente en todo momento de lo que ha ocurrido después de esa tragedia. Sobre los dos hijos que vivían con Rosmery, uno de ellos que tuvo con su presunto agresor, Lácides asegura que ya fueron devueltos por el Bienestar Familiar tras recibir atención psicológica por los perturbadores momentos que presenciaron.

El niño de 6 años, hijo de Rosmery y Carlos, quedó en manos los familiares de ella; y la niña de 13 se fue a vivir con su padre biológico a Venezuela.

Por la situación que se vive a nivel mundial por la pandemia del COVID-19, los restos de Rosmery no pudieron ser enviados al Estado de Zulia, como querían sus padres; y debieron ser sepultados en esta ciudad, en el cementerio de Olaya Herrera.

En torno a la situación del presunto feminicida, Lácides asegura que sigue hospitalizado porque algunas de las heridas que se causó fueron graves. Aunque está consciente, no le ha querido decir una sola palabra a la familia de la víctima sobre lo que ocurrió.

La situación judicial de Carlos Medina es la misma. Un juez de Control de Garantías legalizó el procedimiento de captura por el delito de feminicidio, pero hasta tanto no se recupere del todo no podrá ser enviado a audiencias preliminares de imputación de cargos. Luego de esas audiencias se sabrá si es enviado a la cárcel o no.

Lácides confirmó que ayer precisamente un hermano de Rosmery buscaba respuestas en la Fiscalía sobre la situación de Medina Dorantes.

La maltrataba

Rosmery Margarita Pérez Torres tenía 36 años y era madre de cuatro hijos. Atendía un puesto de venta de dulces y de llamadas a celular en el primer piso del inmueble donde residía. Rosmery y Carlos vivían en una pieza, pero desde el 24 de diciembre pasado, según familiares de Rosmery, dormían en camas separadas por el mal trato que él le daba a ella.

La discusión en vísperas de la Navidad fue tan fuerte que Rosmery lo denunció ante la Fiscalía General de la Nación por las agresiones verbales y físicas. Un hermano de ella recuerda que no era la primera vez que sucedía eso. En Venezuela ella también lo denunció tras ser golpeada en la cabeza por él con un objeto contundente.

Esa madrugada del 7 de enero, entre la 3:30 y 4 a. m., un hermano de Rosmery que también reside en ese inmueble, pero en otra pieza, cuenta que sintió una discusión entre ambos y al abrir la puerta del pequeño apartamento de ellos para evitar una desgracia, la mujer se desplomó sin vida en sus brazos.

El agresor, recuerda el pariente de la víctima, se recostó en una pared y allí se causó varias heridas con el mismo cuchillo que utilizó para el feminicidio. Todo ocurrió frente a los dos hijos de la víctima.

28 víctimas

De los 9.913 homicidios que hubo en Colombia hasta el 30 noviembre del año pasado, 784 de las víctimas fueron mujeres. En Bolívar, en el 2020, son 28 las mujeres asesinadas, diez de ellas en casos de feminicidios: cinco en Cartagena y cinco en el resto del departamento.

En Cartagena, las muertes violentas de mujeres fueron en los barrios San Pedro Mártir (3), Nariño, 7 de Agosto, Huellas de Alberto Uribe, Villas de Aranjuez, Arroz Barato, Olaya Herrera, Villa Fanny, La Esperanza y San Isidro. En San Pedro, Arroz Barato y San Isidro ocurrieron los feminicidios.