"Quedó sentado boca abajo": Suegro de obrero que murió en insólito accidente

30 de junio de 2017 08:18 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El insólito accidente en el que murió Miguel Ángel Ávila Álvarez, de 21 años, tiene lleno de dolor a sus familiares. El joven de 21 años falleció durante su jornada laboral, en un edificio en construcción en El Laguito.

Al Ávila le cayó un balde de cemento en la cabeza. Ávila Álvarez vivía en el corregimiento de La Boquilla con su mujer, en casa de su suegro, Andrés Miranda. 

Trabajaba desde hace un mes en el edificio Palmetto Sunset junto a su suegro y su tragedia ocurrió el miércoles en la tarde.

Ese día, a las 3:30 de la tarde, estaba sobre unos andamios, junto a uno de los costados exteriores del edificio. “Estábamos trabajando en estucados. Íbamos subiendo y al llegar al piso 12, se vino un balde negro lleno de mezcla de cemento, del piso 37.

El balde le cayó en la cabeza a Miguel. Él quedó sentado boca abajo. Tenía su casco y todos sus implementos de protección, pero ese golpe fue muy tremendo y le hizo una gran herida en la cabeza. Con ayuda de otros obreros lo metí al edificio por una ventana y en una camioneta lo llevamos al Nuevo Hospital de Bocagrande”, relató Andrés Miranda.

En el camino, al joven le dieron los primeros auxilios. Sin embargo, su suerte ya estaba echada: llegó muerto al centro médico. Las autoridades investigan el hecho, y sobre todo tratan de establecer por qué cayó el balde.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS