Salió a ver un concierto en Arjona y lo mataron en riña

20 de agosto de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Su ley de vida era andar solo y es esa ley la que se convirtió en la sentencia de muerte para Duván Pájaro Payares, víctima de una riña en el municipio de Arjona, en la madrugada de ayer.

El ambiente el domingo en la noche era de festejo en esa población, pues había un concierto en el sector Polideportivo. Esa fue la razón por la que Duván decidió ir a disfrutar de ese evento.

El joven, de 26 años, se alistó y salió de su casa, en el sector La Cruz, casi a medianoche, cuando el toque estaba en su mejor momento. Duván se despidió de su compañera sentimental y emprendió su camino.

Según su papá, Pájaro Payares no tenía mucho tiempo de haber llegado al lugar cuando fue atacado por un grupo de muchachos que presuntamente hace parte de la pandilla del Poli. En vista de que estaba en desventaja, Duván no tuvo más opción que correr para evitar ser alcanzado por sus agresores.

Duván, sin embargo, no fue lo suficientemente veloz para lograr escapar. Cuando intentaba subir a una paredilla lo alcanzaron y lo bajaron a punta de trompadas, piedras y cuchillos. A pesar de las lesiones que sufrió, se levantó e intentó escapar nuevamente, pero sus fuerzas lo abandonaron y a los pocos metros cayó. En el suelo lo remataron con piedras en la cabeza y una mortal cuchillada en el cuello.

“Eso sí fue cruel. Al ‘vale’ lo pillaron y entre varios le pegaron un poco de cuchilladas. También le pegaron un peñonazo en la cabeza que le hundió la sien derecha”, se escuchó decir a los residentes del municipio en referencia a la muerte de Duván.

La bulla alertó a la Policía, que inició un plan candado para detener a los responsables. Tras una intensa búsqueda, los uniformados lograron capturar a uno de los presuntos agresores de Duván.

¿Enfrentamiento?

Mientras el papá de Duván explicaba que su hijo estaba solo al momento del ataque en su contra, las autoridades reportaron que durante el concierto hubo un enfrentamiento entre miembros de pandillas que estaban en aparente estado de embriaguez, entre quienes se encontraba Pájaro Payares.

Las razones de la riña entre los dos grupos de jóvenes en riesgo son investigadas; sin embargo, se indicó por parte de la Policía que podría tratarse de una disputa territorial por el negocio del microtráfico en esa zona.

El presunto sospechoso retenido por el crimen está a la espera que un juez con funciones de Control de Garantías legalice el procedimiento de captura por el delito de homicidio. La Policía sigue tras la pista de las otras personas que habrían participado en el hecho.

“Tenía problemas”

“Él (Duván) era mi hijo, pero la verdad hay que decirla, sí tenía varios problemas con esa gente que lo atacó, aunque no sé cuáles eran”, narró ayer Alfredo Pájaro.

El hombre, con voz suave y mirada triste, negó de manera rotunda que su hijo hiciera parte de una pandilla. “No, eso no. Es que él andaba solo porque no cuadraba con nadie. Prefería andar solo”, agregó Pájaro Beltrán.

También expresó que se enteró del asesinato porque otro hijo suyo le entregó las malas nuevas, luego de que este fuera informado por un vecino que se percató de lo sucedido. Duván deja dos niños de 9 y 3 años y vivía con su compañera sentimental. Sus parientes manifestaron que interpondrán la denuncia en contra del capturado, pues exigen justicia.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS