Sucesos


Se investiga crimen de vigilante: ¿sicariato o robo?

Un video que circula en redes sociales muestran como el parrillero hace detener la moto y le dispara al conductor. Posteriormente, al parecer, comienza a esculcarlo.

SAMUEL ÁLVAREZ BELEÑO

22 de septiembre de 2020 06:11 PM

Las labores para esclarecer el crimen del joven José Alfredo Ruiz Franco, de 24 años, ocurrido cerca de una vía que conduce al barrio Nelson Mandela, en un sector conocido como Los Santanderes, van por buen camino. La Policía dice que tiene ciertas informaciones que le van a permitir dar con los responsables.

Las primeras hipótesis reveladas por las autoridades dan cuenta de un sicariato, pues el joven, quien se estaba dedicando al mototaxismo, había sido solicitado para una carrera y su pasajero, al pasar por una zona muy apartada, decidió pedirle que frenara y sin mediar palabras le disparó a la cabeza, matándolo en el acto.

En los últimos días, sin embargo, ha circulado en redes sociales un video en donde se ve que efectivamente el parrillero hace detener a Ruiz Franco y de inmediato desenfunda un arma de fuego y le dispara.

Lo que también se logra ver en el video es que una vez la víctima está en el suelo, quien disparó se le acerca y aparentemente comienza como a esculcar sus pantalones cortos. Luego, el sujeto se va en otra moto.

Esta acción hace pensar a las autoridades que pudo haberse tratado de un robo.

La Policía tiene en el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA), registros donde el occiso está indiciado, este año, por lesiones personales y culposas y lesiones con deformidad. Lo mismo que un presunto hurto calificado (2014) y presuntamente habría participado en varios homicidios en 2018.

Habló la familia

Yenis Ruiz Ariza, tía del fallecido, aseguró que su sobrino no tenía ninguna clase de amenazas y se había dedicado al mototaxismo desde hace uno cuatro meses, pues en la empresa para la cual trabajaba como vigilante lo había sacado a raíz de la pandemia por el COVID-19. Aseguró que por quedar sin trabajo se dedicó a ese oficio, pues tenía una esposa y tres niñas.

Se mostró extrañada por las anotaciones en el SPOA, especialmente en la que se la acusa de su participación en siete homicidios. Destacó que para poder trabajar como vigilante, su hoja de vida debía estar limpia, pues esas empresas se cuidan mucho de eso. Hasta hizo llegar un pasado judicial en la que confirma que no tiene problemas con la justicia.

“No sabemos de donde salen esas acusaciones, si para poder trabajar como vigilante debe tener una hoja de vida limpia. No creo que con esa información le habrían dado el empleo. Eso se puede demostrar con el papel de su pasado judicial. Ya estamos averiguando con la Policía de dónde sale eso”, aseguró Yenis Ruiz Ariza.

La llamada

La señora Yenis asegura que el viernes, día que se enteran del asesinato, José Alfredo recibió tres llamadas en horas del mediodía de alguien que él tenía registrado en su celular como ‘el Chino’. “Tenemos conocimiento de que esa persona lo llamó insistentemente. Él llegó a su casa, en Ternera, a cambiarse, pues había llovido y en ese momento ese ‘Chino’ lo llamó varias veces y él le respondía que lo esperara, que solo se demoraría 15 minutos”, relató. Agregó que “él salió como a eso de la 1 de la tarde para San José de Los Campanos y ya más tarde fue que nos informan que estaba herido por los lados de Nelson Mandela”. El crimen fue a eso de las 3 de la tarde.