Sentado, en una fiesta, capturan a presunto asesino de un plomero

22 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

María Angélica Jaramillo Venecia sale de su casa, en la calle San Bernardo de Asís, en el sector Las Canteras, del barrio San Francisco, y junto al menor de sus hijos llega a un parque a eso de las 9:45 de la noche del sábado. Minutos después, una mala noticia la obliga a cambiar los planes.

La diversión del pequeño se termina y la paz de ella desaparece en un abrir y cerrar de ojos. María no puede creer lo que una vecina llega a decirle y es muy poco el tiempo que tiene para digerir la información.

El cuarto de sus seis hijos, Dairo Enrique Villalobos Venecia, es ingresado al CAP de La Esperanza tras ser acuchillado en el pecho, en La Perimetral, y ella solo piensa en llegar rápido a ese lugar.

El reloj marca las 10 de la noche cuando se entera de la tragedia. A partir de ese momento, todo se detiene para ella. María pierde la noción del tiempo y no ve la hora de llegar al centro asistencial.

“No pude hablar con él. Cuando llegué ya estaba muerto, pero su cuerpo todavía estaba caliente”, recuerda ayer María en las afueras de la morgue de Medicina Legal, en Zaragocilla.

Ayer en la mañana, la mujer esperaba ser atendida por los médicos forenses para reclamar el cadáver de Dairo, quien es atacado por ‘el Chiquillo’, según ella, sin razón.

“No tenía nada que ver”

Maicol David Palencia Chiquillo, a quien María identifica como ‘Maicol’, es el mismo que la Policía detiene como alias ‘el Chiquillo’ por la muerte de Dairo. Al parecer, el aprehendido ataca a la víctima por el simple hecho de vivir en San Francisco, en donde también residen varios jóvenes y hombres con los que él tiene pleitos hace algún tiempo.

La famosa lucha por “terrotorios” sería la razón por la que el sujeto acuchilla a Dairo, quien, según su mamá, “no tenía nada que ver con esos problemas, ni con los que pelean con ‘el Chiquillo’”.

“Él salió para La Perimetral, por el primer puente, ahí mismito de San Francisco, para hacer un mandado. Por ahí vive un tío de él y por eso llegó allá. En ese momento, cuando el muchacho lo vio, le dijo ‘tú también eres otro que vives por los lados de los Wenceslao -una pandilla-’, y lo atacó”, relata María.

Según lo que le cuentan a ella, el supuesto agresor pelea minutos antes con otros hombres y al ver a Dairo vuelve a coger rabia. “Ese muchacho quién sabe que tenía encima. Después de que lo acuchilló, se fue para una fiesta por ahí mismo y se sentó como si nada. Allá fue que la Policía lo capturó”, agrega la mujer.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS