Sucesos


Sicariatos en Pasacaballos y El Pozón: los matan frente a sus parejas

David Medina Herrera era de El Carmen de Bolívar y fue baleado delante de una mujer que lo acompañaba en su moto; y a Wilmer Cuero, del Valle del Cauca, lo mataron frente a su esposa.

REDACCIÓN SUCESOS

03 de agosto de 2021 12:00 AM

Agosto comenzó con dos casos de sicariatos en menos de 24 horas: en Pasacaballos y en el barrio El Pozón. Con esos hechos son 35 homicidios bajo esa modalidad en Cartagena y sus corregimientos en lo que va del año.

Las últimas víctimas son David Segundo Medina Herrera, de 35 años y oriundo de El Carmen de Bolívar; y Wilmer Cuero Granados, también de 35 y natural de Buenaventura, Valle del Cauca.

La Policía no ha confirmado capturas por esos asesinatos y aún no tienen información concreta que les permita establecer posibles nexos entre ambos. La hipótesis del ajuste de cuentas es la más cercana a esos casos.

A Medina Herrera lo balearon poco después de las 7 de la noche del domingo. Testigos dicen que estaba en una esquina de la transversal 59, del sector Central, cuando lo sorprendieron dos hombres en una moto.

David estaba sobre su moto, de placa BYU-25D, y al ver a los sujetos intentó encender el vehículo y escapar. Los sicarios, aseguran las versiones recopiladas por la patrulla del cuadrante, rodearon a su víctima y le dispararon varias veces. Medina recibió uno de los proyectiles en el rostro y murió en el acto.

La Policía trató de perseguir a los asesinos, pero estos huyeron por una calle angosta aledaña a la vía principal de El Pozón. Los investigadores trataron de verificar con las cámaras de seguridad que hay en tres establecimientos públicos de la zona las características de los victimarios, pero ninguna de ellas estaba en servicio.

Sobre la víctima, la Policía informó que tendría anotaciones por el delito de tráfico, fabricación o porte de arma de fuego y municiones. También se conoció que Medina Herrera sería el administrador de un billar en el sector de Isla de León, en El Pozón, y que al momento del hecho estaría acompañado de una mujer que salió ilesa en el atentado.

¿Amenazado?

A Wilmer Cuero Granados lo mataron de ocho balazos varios hombres en motos que portaban cascos y tapabocas. El crimen sucedió a las dos de la madrugada en la vía principal del corregimiento de Pasacaballos.

Una semana antes, según su familia, Wilmer había comentado que se sentía perseguido y acosado. “Nos dijo que creía que lo estaban siguiendo, que siempre sentía a alguien detrás”, aseguró un primo.

El comentario, sin embargo, no trascendió. A la supuesta persecución no le dieron mayor importancia y la vida de Wilmer y su familia continuó.

“Creemos que está relacionado ese hecho con su muerte, tuvieron que ser los mismos tipos. La Policía tiene que investigar”, agregó el familiar.

El hombre contó que Wilmer iba a comer con su esposa cuando las motos los interceptaron. “Primero le dieron a ella en un brazo. Mi primo intentó huir, pero lo alcanzaron y lo mataron de ocho balazos: siete en la cabeza y uno en el pecho”, relató el pariente.

La esposa de Wilmer se recupera en la clínica Madre Bernarda.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.