Sucesos


“Son unos cobardes”: madre del menor asesinado a bala en Policarpa

El asesinato de Edwin Salas Herrera, de 13 años, es materia de investigación por parte de la Policía.

ENEYDA CASTRO

21 de abril de 2021 03:17 PM

“Ellos pasaron una vez, se quedaron mirando la casa y a mi hermano, pero no hicieron nada. Dieron la vuelta en la moto a la manzana, llegaron de nuevo y se le acercaron a Edwin, le pegaron un tiro, lo levantaron por el suéter y le pegaron los otros dos”.

Así, según palabras de su hermano mayor, ocurrió el homicidio de Edwin Manuel Salas Herrera el martes a las 6 de la tarde en el barrio Policarpa, calle Las Flores.

En ese sector, aledaño a la zona industrial de Mamonal, hay confusión, tristeza y conmoción por la muerte del adolescente, de apenas 13 años. Su hermano mayor estaba con él cuando uno de los sujetos le disparó tres veces.

En esos momentos, dice el joven, Edwin atendía una chaza de dulces y galletas a unos 30 metros de su casa, bajo la sombra de un frondoso árbol de esquina cuando lo asesinaron a mansalva. El menor ayudaba a su mamá en la venta en ese puesto. Un balazo en la cabeza y otros dos en el resto del cuerpo lo mataron casi en el acto, pese a que lo trasladaron rápidamente a un centro asistencial.

La familia de Edwin no entiende el porqué lo mataron: “él no era malo, no se metía con nadie, ayudaba mucho a su mamá en una chaza de dulces”, dijo por su parte la abuela de la víctima.

¿Por qué lo asesinaron?

Son varias las versiones que son investigadas por la Policía Metropolitana de Cartagena. La primera habla de una retaliación por parte de prestamistas conocidas como cobradiarios.

“Mi hija le dio alojo a un muchacho y éste tuvo una discusión con los cobradiarios, y quizás confundieron a mi nieto con él”, asegura la abuela de Salas Herrera.

Otra de las hipótesis sería la de un ataque directo al menor, pero se desconocen los motivos. “A él lo querían matar porque los tiros fueron a quemarropa”, agrega la pariente. Hace 12 años fue asesinado el papá de Edwin en similares circunstancias, pero la familia dice que esos hechos no guardan relación entre sí.

Los allegados del menor, en medio del dolor, dicen que “eso que le hicieron fue de cobardes, y queremos justicia porque Edwin no merecía morir así”.