Sucesos


Soplaviento: se le lleva botella de ron, se la cobró y por eso lo mató

Testigos aseguran que Luis Mario Pérez Ospino fue acuchillado la noche de ayer tras encarar al ‘Papote’, presunto ladrón. Piden a la Policía que lo capture

Quienes viven en Soplaviento (Bolívar) dicen que el homicidio de Luis Mario Pérez Ospino, de 35 años, no debe quedar en la impunidad, ya que era una excelente persona, muy buen vecino, un padre ejemplar y un gran empleado. Lea aquí: Murió policía baleado por sicarios en El Carmelo: salía de prestar turno

Sus homicidas ya están plenamente identificados, y tanto su familia como sus amigos le exigen a la Policía que los capturen para que respondan por lo que hicieron.

Sobre este crimen hay varias versiones y una de esas estaría relacionada con la supuesta venta de una botella de ron. Pérez Ospina se desempeñaba como celador en el hospital de Soplaviento, pero en su casa, en el barrio Centro, tenía una venta de licores.

El sábado, según testigos, una persona llegó a su vivienda, le pidió que le vendiera una botella. El cliente, una vez la tuvo en su poder, salió corriendo. “Se la robó”, dicen en el pueblo.

La víctima vio donde estaba el sujeto que el sábado se le había llevado la bebida embriagante y le pidió que se la pagara. Dicho reclamo no le gustó al presunto ladrón.

Anoche domingo, a eso de las 11 de la noche, Luis Mario se encontraba en el barrio Maracaná, donde al parecer departía con varios amigos en una cantina. Estando allí vio donde estaba el sujeto que el día anterior se le había llevado la bebida embriagante y le pidió que se la pagara. Tal parece que dicho reclamo no le gustó al presunto ladrón, y tras una fuerte discusión se fueron a los golpes.

Testigos aseguran que alias ‘Papote’ era quien peleaba con Pérez Ospina. ‘Papote’, en vista de que perdía la riña, sacó un cuchillo y le causó una herida que lo tiró al piso. En ese instante también se mete ‘Jairito’, quien sería hermano del agresor, y de la misma manera lo agrede con arma blanca.

Ambos salen corriendo del lugar, y aunque fueron perseguidos, no lograron ser detenidos por la multitud. Uno se escapó tirándose al Canal del Dique, mientras que el otro huyó por una zona enmontada.

Luis Mario fue llevado al hospital de Soplaviento, pero fue acuchillado en varias partes del cuerpo, siendo la más mortal la que recibió en la cabeza. Murió en el centro asistencial.

  NOTICIAS RECOMENDADAS