Sucesos


Su papá le pidió que regresara, pero él entró al mar y se ahogó

José Sierra Peña desapareció el sábado en la tarde y su cuerpo lo hallaron ayer en la mañana, frente a El Laguito.

SAMUEL ÁLVAREZ BELEÑO

09 de marzo de 2020 12:00 AM

José Sierra Peña trabajaba en un almacén de cadena en Bocagrande y tal vez por eso cada vez que tenía la oportunidad se iba a divertir a las playas de ese sector con algunos de sus amigos.

El sábado en la tarde, el joven, de 20 años, hizo lo mismo, pero esta vez la tragedia lo devolvió muerto del mar. Su cuerpo lo halló flotando ayer en la mañana un miembro del grupo de salvavidas de Cartagena cerca del edificio Las 3 Calaveras, en El Laguito.

“Ya él era conocido por algunos en este sector, le gustaba mucho departir en esta zona”, dijo un curioso que se acercó al lugar donde yacía el joven.

Diversión y tragedia

El sábado no fue la excepción y por eso José y varios amigos se fueron a departir en uno de los espolones que esta en inmediaciones del Hotel Cartagena Plaza, en Bocagrande. Se dice que estaban tomando unas cervezas y que todo marchaba muy bien, pues ellos se estaban bañando sin ninguna clase de problemas.

A las 6 de la tarde, justo cuando la Policía y el Cuerpo de Salvavidas comienzan a advertirles a los bañistas que después de esa hora está prohibido ingresar al mar, los amigos de José acatan la orden.

Unos minutos después, sin embargo, no hay rastros de José y por eso comienzan a tratar de ubicarlo. Inmediatamente acuden a los socorristas y estos inician su búsqueda hasta tarde en la noche. Los esfuerzos por hallarlo ese día fueron infructuosos.

“Al parecer una corriente lo arrastró y lo llevó al fondo del mar”, aseguró el comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena, Joel Barrios.

En la búsqueda del joven estuvieron participando, además de Bomberos, la Armada, Defensa Civil, salvavidas, Policía, el Crue y algunos voluntarios. Tras retomar las labores de rescate ayer domingo bien temprano, los familiares de José Sierra Peña tenían la esperanza de que este apareciera sano y salvo.

Pero, una lamentable noticia llegó a los oídos del señor Domingo Sierra, padre del joven: su cuerpo había sido hallado flotando muy cerca de las playas de El Laguito. De inmediato el dolor y la impotencia se apoderaron de sus familiares y amigos.

Última foto

Entre sus allegados se comenta que en sus redes sociales José había colgado un video de su momento de recreación. Ante esta publicación, habría recibido una llamada de su padre, en la que le advertía que era muy tarde y que regresara a casa. La respuesta a su progenitor fue que efectivamente iba a acabar y que no se preocupara, porque ya iba a salir rumbo a su vivienda.

Horas más tarde, Domingo recibe la llamada de que su hijo había desaparecido mientras se bañaba.